NOTICIAS

Álvaro Morata desatasca a La Roja

28/03/2015 10:29 CET | Actualizado 28/03/2015 10:29 CET
GETTY

España ganó por 1-0 a Ucrania en un partido sin brillo principalmente en la segunda mitad, franja en la que el combinado de Vicente del Bosque se dejó ir y dio cancha a una selección ucraniana que fue a más e hizo incluso peligrar el encuentro con varios acercamientos claros en los segundos 45 minutos.

Pese a la presión que había sobre el combinado nacional, en los primeros minutos de la selección fueron fluidos y, aunque los ucranios construyeron una tupida tela de araña en su defensa, en más de una ocasión los pupilos de Vicente del Bosque lograron acercarse. Principalmente a través de Silva, que se internaba hacia el centro y aparecía por la izquierda Isco o desde más atrás Jordi Alba, pero sin fortuna en el remate. El propio malagueño se lamentaba al enviar desde la frontal al lateral de la portería su chut. Sin embargo, los ucranios tuvieron una clara ocasión en las botas de Rotan.

Y cuando mejores minutos cuajaban los visitantes, que hasta el momento habían estado desaparecidos y empezaban a plantear problemas, apareció Álvaro Morata para hacer su primer gol con la selección española. Koke vio al ex del Madrid desmarcado y al definir ante Pyatov tuvo la fortuna de que, tras tocar en un jugador visitante, el balón se envenenó y acabó entrando en la portería tras pasar por encima del cancerbero. Tras esto, con una Ucrania herida, Sergio Ramos estuvo a punto de ampliar distancias, pero su testarazo se acabó estrellando en la cruceta de la meta visitante.

En la segunda mitad, España perdió el control y la seguridad en su juego. España llegaba sin entusiamo, sin crear nada con intención de cara al marco de Pyatov. Mientras, progresivamente los ucranianos se echaban hacia arriba y Casillas tuvo que intervenir en acciones de peligro hasta en dos ocasiones. Únicamente Morata, que poco después fue sustituido por Pedro, intentó conectar con peligro un balón. Sin embaro, poco después, Rotan desde la frontal remató tras un despiste en la zaga. España perdía muchos balones y no lograba hilvanar en la medular. No existían transiciones en un equipo que trasladó ese miedo a una zona mucho más peligrosa, la defensa.

En una segunda parte bañada por las imprecisiones, uno de los que estaban más acertados, Jordi Alba, tuvo que ser sustituido por una lesión muscular. Mientras, Ucrania, aunque de forma aislada, cuando llegaba lo hacía con mucho peligro. Tymoshchuk, en una incorporación, chutaba por encima de Casillas en un balón peligroso que golpeó desde la frontal. Ucrania hacía peligrar la victoria de España y cuando más peligro creaban los visitantes llegó la primera oportunidad clara para España de la segunda mitad. Buena triangulación entre Isco y Cazorla en la frontal del área y el asturiano disparó muy ajustado al quedarse solo ante Pyatov, pero el meta ucraniano logró desviar el cuero a córner, pero el colegiado decretó fuera de juego.

Este artículo se publicó originalmente en GOAL.COM