POLÍTICA

Rosa Díez rechaza dimitir pero convoca un congreso de UPyD tras las municipales

28/03/2015 12:45 CET | Actualizado 28/03/2015 19:12 CET
EFE

Todo dependerá de las municipales y autonómicas. La líder de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, ha pedido prórroga tras el mal resultado electoral obtenido en Andalucía y el partido se la ha concedido. Díaz ha rechazado durante el Consejo Político extraordinario de este sábado dimitir porque considera que en estos momentos sería "el mayor daño" que se puede hacer a la formación, pero ha propuesto convocar un congreso extraordinario para después de las elecciones municipales y autonómicas de mayo.

La portavoz ha conseguido con 82 votos a favor, 38 en contra y dos abstenciones el apoyo mayoritario de los 130 consejeros a su compromiso verbal de convocar ese congreso. El Consejo Político ha aprobado, además, su propuesta de autonomía frente a Ciudadanos. Díez no ha desvelado si presentará su candidatura para liderar de nuevo el partido o dará finalmente el paso atrás que le han pedido algunos críticos. Su marcha o permanencia podría depender, por tanto, del resultado de UPyD en las municipales y autonómicas.

El portavoz adjunto del partido y 'número dos' de la formación, Andrés Herzog, ya se ha postulado para asumir el liderazgo si así lo apoyan los militantes. Sin embargo, ha insistido en que ahora no es momento y el relevo debería producirse una vez superados los próximos comicios.

Díez, que afirma haber salido "reforzada" del cónclave del partido, ha dicho estar dispuesta a hacer todos los cambios necesarios para mejorar el partido, pero manteniendo la autonomía", lo que cierra el paso a posibles pactos con Ciudadanos.

La crisis tras el batacazo electoral se ha agudizado y ha llegado hasta algunos dirigentes muy cercanos a Rosa Díez. Tres de los diputados en el Congreso -Toni Cantó, Irene Lozano y Álvaro Anchuelo- han hecho públicas sus críticas y peticiones de dimisiones y sólo Carlos Martínez Gorriarán se ha mantenido fiel a ella.

CANTÓ REFLEXIONARÁ SOBRE SU FUTURO

De hecho, Cantó pidió este sábado la dimisión de toda la dirección del partido, incluida Rosa Díez, de la que ha dicho que no le representa. Pidió, además, que los afiliados del partido puedan decidir sobre posibles pactos -"que no fusión"- con Ciudadanos y ha avisado de que la formación 'magenta' debe asumir un cambio de estrategia o en pocos meses "no quedará nada".

Cantó ha terminado el sábado admitiendo que ha perdido en su intención de querer renovar la dirección después de que la resolución a favor de posponer cambios haya sido aprobada por 82 votos frente a 38. "Triste", ha resumido en un tuit. Aunque Díez ha respaldado que siga siendo el candidato 'magenta' a la Comunidad Valenciana, Cantó ha asegurado que dedicará un tiempo a reflexionar sobre su futuro.

DÍEZ PIDE PERDÓN

Durante su intervención inicial en el Consejo Político, Rosa Díez, que ha pedido perdón por no hacer autocrítica públicamente, ha defendido su postura respecto a la independencia del partido y se ha mantenido firme en su decisión de seguir al frente de la formación, al menos de momento. "Estoy dispuesta a resistir lo que haga falta", ha avisado. "El mayor daño que se le puede hacer al partido ahora es que dimita el Consejo de Dirección", ha reivindicado ante los 130 militantes miembros del Consejo de Dirección, según algunos de los presentes.

De hecho, Rosa Díez ha rechazado algunas de las críticas -"algunos de los que me quieren matar me harían un funeral de lujo"- y ha vuelto a repasar todas las críticas que atribuye a Ciudadanos, formación con la que algunos de los críticos habían pedido durante la última semana que se retomaran las conversaciones sobre posibles alianzas.

Fuentes del Consejo Político han explicado que Rosa Díez ha reconocido que el resultado electoral obtenido en las elecciones andaluzas ha sido "muy malo para UPyD y muy malo Andalucía" y ha pedido perdón por no haber sabido expresar en la rueda de prensa posterior la autocrítica que dice que sí cree necesaria.

"CREAMOS UN PARTIDO PARA DINAMARCA"

Según ha reivindicado, la formación 'magenta' ha levantado "la bandera de la corrupción" en una autonomía en la que han ganado los partidos corruptos. "Creo que cometimos un error. Creamos un partido para Dinamarca pero en España", ha señalado.

De hecho, se ha preguntado si el partido debe cambiar las cosas porque los ciudadanos no les hayan votado y ha descartado intentar que les "quieran" quienes nunca lo han hecho ni les han dado "portadas" en los grandes medios de comunicación.

Según ha reivindicado, UPyD no nació para hacer "un chiringuito grande" -rechazando una vez más la unión con Ciudadanos-, sino para "cambiar el país" y por ello ha rechazado resignarse "a la mediocridad". "Hay algunos que tienen mucha prisa", ha criticado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...