INTERNACIONAL

Andreas Lubitz buscó en Internet información sobre cómo suicidarse y sobre las puertas de la cabina

02/04/2015 17:14 CEST | Actualizado 02/04/2015 17:14 CEST
AFP PHOTO/FOTO TEAM MUELLER

Andreas Lubitz, el copiloto del vuelo de Germanwings A320 siniestrado el pasado martes 24 de marzo en los Alpes franceses, buscó en Internet formas de suicidarse los días previos a la tragedia. Además, Lubitz también buscó información sobre el funcionamiento de las puertas de las cabinas de vuelo. Al parecer, buscó estas informaciones hasta el día antes del siniestro.

Así se desprende del historial de búsquedas de una tablet que pertenecía al copiloto, equipo que fue incautado durante el registro de su casa que la polícia alemana realizó poco después del siniestro. Según ha explicado hoy la fiscalía de Dusseldorf en un comunicado, Lubitz realizó búsquedas entre el 16 y el 23 de marzo sobre "modos de suicidarse". También estuvo rastreando información sobre "puertas de la cabina y sus disposiciones de seguridad" y lo hizo, relatan, "durante varios minutos".

Según apunta la investigación, efectivamente Lubitz habría bloqueado la puerta de la cabina mientras el capitán estaba fuera de ella, impidiéndole poder volver a entrar. Tras ello habría provocado, supuestamente, el choque del avión, que causó la muerte a 150 personas.

NUEVAS MEDIDAS DE SEGURIDAD

La difusión del último comunicado de la fiscalía llega después de que el Gobierno alemán anunciara hoy la creación de un grupo de expertos para revisar los sistemas de cierre de las cabina de vuelo de los aviones y los exámenes médicos y psicológicos de los pilotos. La decisión se adoptó en una reunión entre el ministro de Transportes, Alexander Dobrindt, y representantes de la Federación Alemana de la Industria de la Aviación.

Dicha comisión deberá presentar un catálogo de propuestas, tanto en lo relativo a los sistemas de seguridad de los aviones como a las pruebas de aptitud de los pilotos. El grupo de expertos analizará los mecanismos de cierre de las cabinas de pilotaje, implementadas tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 de Estados Unidos para impedir el acceso de intrusos en ese espacio.

También hoy se ha encontrado la segunda caja negra del avión, que los técnicos que peinan la zona llevaban buscando desde el siniestro. Este aparato podrá revelar datos técnicos y completar lo que pudo aportar la primera caja, encontrada el día mismo del siniestro, y que contiene las grabaciones registradas en la cabina del avión.

OCULTÓ QUE ESTABA EN TRATAMIENTO POR DEPRESIÓN

Según ha informado el diario alemán Bild, Andreas Lubitz estaba bajo tratamiento contra la depresión, la ansiedad y los ataques de pánico, por lo que estaba de baja médica y tomaba varios medicamentos. Sin embargo, Lubitz no había informado a la aerolínea de tales aspectos.

Además, el copiloto del avión siniestrado también tenía problemas de visión a causa de un accidente de coche sufrido en 2014, y había buscado ayuda médica para solucionarlo.

Lufthansa, a la que pertenece Germanwings, ha revelado esta semana que, cuando reanudó el curso de vuelo, en el año 2009, Lubitz informó a la compañía aérea de que anteriormente había sufrido un "episodio de depresión severa".

Registro de las viviendas de Andreas Lubitz

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

El rescate del avión de Germanwings

Ve a nuestra portada   Síguenos en Facebook   Síguenos en Twitter

NOTICIA PATROCINADA