INTERNACIONAL

El Papa censura la "indiferencia" ante la "furia yihadista"

04/04/2015 16:41 CEST | Actualizado 04/04/2015 16:41 CEST
GABRIEL BOUYS / EFE

El Papa Francisco y el Vaticano celebraron la Pascua criticando el "silencio cómplice" y la "indiferencia" ante la "furia yihadista" contra los cristianos, que acaba de volver a desatarse, esta vez, en Kenia. Francisco, que ha conmemorado la "pasión de Cristo" y su crucifixión en Jerusalén, presidirá el sábado por la noche la Vigilia pascual que celebra, según la tradición cristiana, la resurrección de Jesús.

Bajo el impacto de la tragedia causada por los terroristas de Al Shabab, donde al menos 148 personas han sido asesinadas en la Universidad de Garissa, la denuncia de la violencia yihadista desbanca a los demás temas en el discurso del Sumo Pontífice, como la paz o la justicia, temas habituales cada año en Pascua.

Los milicianos, antes de atacar a los estudiantes, separaron a los musulmanes de los no musulmanes en función de sus atuendos y preguntando en voz alta: "¿Quiénes sois cristianos?". "No tememos a la muerte, serán buenas vacaciones de Pascua para nosotros", ironizaron los asaltantes en swahili, informa la BBC.

Jorge Bergoglio condenó la "insensata brutalidad" de la matanza de los yihadistas contra los estudiantes. "Todos los responsables deben intensificar sus esfuerzos para acabar con semejante violencia" pidió el líder espiritual de 1.200 millones de católicos.

En el Vaticano hay conmoción por la multiplicación de persecuciones contra cristianos de Irak a Kenia, pasando por Libia, Pakistán o Nigeria y se teme que no sean denunciadas, incluso por las propias autoridades occidentales y musulmanas.

"Hoy vemos a nuestros hermanos perseguidos, decapitados y crucificados por su fe en tí, ante nuestros ojos o a menudo con nuestro silencio cómplice", acusó el Papa al final del Camino de la Cruz, al dirigirse a Cristo. "Señor, apoya interiormente a los perseguidos. Que el derecho fundamental a la libertad religiosa se expanda" pidió el pontífice. Previamente, en una celebración en la basílica de San Pedro, había sido denunciada "la furia yihadista".

Previamente, se había recordado a los 21 coptos egipcios muertos en febrero por un grupo yihadista en Libia, mientras "murmuraban el nombre de Jesús".

DINERO PARA LOS SINTECHO

El limosnero pontificio, el polaco Konrad Krajewski, distribuyó además por deseo del papa Francisco sobres con dinero a 300 sintecho que se disponían a pasar la noche en las estaciones ferroviarias de Roma, mientras se celebraba en el Coliseo de Roma el Vía Crucis. Este gesto se realiza por segundo año consecutivo en la noche de Viernes Santo.

Mientras en el Coliseo el papa celebraba el Vía Crucis, Don Corrado, como se conoce al limosnero, acompañado por el director de la Limosnería, Diego Ravelli, acudieron a la estación de San Pedro, a la estación central de Termini y a otras para distribuir las donaciones del papa entre los sintecho que allí buscan refugio.

En los 300 sobres que entregaron en su periplo por las estaciones romanas hasta las doce de la noche había una felicitación del papa por motivo de la Semana Santa, una estampita con su foto y una cantidad de dinero. "Una pequeña caricia del papa", era lo que decían al entregar los sobre a los sintecho, según informa Radio Vaticano.

El papa siempre ha mostrado una gran atención por estas personas sin hogar y ha instado a Krajewski, desde que le nombró limosnero el pasado 3 de agosto de 2013, a que saliese personalmente, "y no estuviera detrás de un escritorio" a llevar ayuda a los necesitados.

Krajewski además de llevar donaciones económicas ha distribuido entre los sintecho paraguas, sacos de dormir, ha organizado la construcción de duchas para que puedan asearse y la última iniciativa fue la de invitar a un grupo de ellos a visitar la Capilla Sixtina.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter