POLÍTICA

Mas envía a los gobiernos extranjeros un informe crítico con Rajoy

05/04/2015 18:01 CEST | Actualizado 05/04/2015 18:01 CEST
ROBIN TOWNSEND / EFE

El Govern catalán enviará esta semana a representantes de gobiernos extranjeros y a embajadas un informe elaborado por el Consell Assessor per la Transició Nacional (CATN) que defiende que las elecciones al Parlament del 27 de septiembre son la única forma para consultar a la ciudadanía y que critica la actitud del Gobierno central ante el proceso soberanista.

Por el momento no hay reacción del Gobierno central sobre esta iniciativa de proyección internacional amparada por el presidente Artur Mas.

El documento, bajo el título El proceso para hacer la consulta sobre el futuro político de Catalunya: un balance, se enviará priorizando los países de la Unión Europea y recoge el proceso seguido para "dar respuesta a la voluntad de los ciudadanos de Catalunya de ser consultados", ha destacado el Ejecutivo de Artur Mas en un comunicado.

El informe -centrado en el periodo entre las elecciones al Parlament de 2012 y la consulta del pasado 9 de noviembre- sostiene que el proceso "se ha realizado de manera pacífica, democrática, garantizando escrupulosamente los derechos fundamentales de las personas e incluso ampliando los derechos de participación de algunos colectivos".

Defiende además que se ha desarrollado "buscando en todo momento el diálogo y el acuerdo político con el Estado español y con la voluntad manifiesta de seguir todas las vías legales existentes en el ordenamiento jurídico vigente".

"El Estado ha negado de manera explícita la posibilidad de negociación; no ha dado ninguna oportunidad para hablar de ello, y se ha cerrado a considerar ninguna de las vías que jurídicamente habría permitido hacer una consulta acordada", critica.

"INFUNDADA INCONSTITUCIONALIDAD"

A juicio del gabinete catalán, el Gobierno de Mariano Rajoy ha alegado una "infundada inconstitucionalidad" de todas las vías propuestas por el Govern, menospreciando, sostiene, las exigencias derivadas del proceso democrático.

El documento expone además los antecedentes del proceso soberanista y asegura que "el fracaso político del intento de reforma del Estatut, acompañado de algunas actitudes políticas de altos cargos e instituciones, fue recibido en Catalunya como profundamente humillante".

El texto, de 53 páginas, recoge el acuerdo para fijar la fecha y la pregunta de la consulta, la negativa del Gobierno central a delegar a la Generalitat la competencia para convocar el referéndum y la aprobación de la Ley de consultas y su recurso al Tribunal Constitucional (TC), entre otros eventos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

OFRECIDO POR NISSAN