POLÍTICA

El PP reúne a su Junta Directiva sin cambios a la vista tras una semana de tensión interna

07/04/2015 08:44 CEST | Actualizado 07/04/2015 11:19 CEST

Sin cambios a la vista, el Partido Popular reúne este martes a su Junta Directiva Nacional, el máximo órgano del partido entre congresos, con la tensión entre sus dirigentes de fondo y tras las declaraciones de su presidente, Mariano Rajoy, de que no tiene pensado abordar modificaciones en el seno de la formación, algo que, según la Cadena SER, ha generado desánimo entre los suyos.

Pasadas las 10:30 sólo unos pocos diputados de menor rango se habían dejado ver por la puerta principal de la sede del PP. Entre ellos, Vicente Martínez-Pujalte, quien ha asegurado que "lo importante no son los partidos sino los ciudadanos" y que no ve "discrepancias" en el PP, informa Antonio Ruiz. El parlamentario sólo observa que "algunos se consideran más amigos de Rajoy" pero que eso es algo que "sólo lo sabe él".

Alicia Sánchez-Camacho ha pedido "unidad" y ha asegurado que "lo importante es centrarse en gobernar". Sobre las 'amistades' de Rajoy, Camacho ha asegurado "aquí no estamos en cuestiones de amigos, estamos en cosa serias". "Cada uno tendrá los amigos que quiera, pero ya somos mayorcitos para estas tonterias", ha afirmado.

A su llegada, el presidente gallego, Alberto Nuñez-Feijoo simplemente ha declarado: "Vamos a trabajar y luego hablamos".

El encuentro llega después de una Semana Santa en la que se han cruzado declaraciones y comentarios entre fuentes del partido descontentas con el rumbo de la formación y afines a la secretaria general, María Dolores de Cospedal, que han defendido su labor públicamente. El telón de fondo, el batacazo electoral en Andalucía y el supuesto enfrentamiento entre sectores del partido por el rumbo de la formación.

El viceportavoz del PP en el Congreso, Agustín Conde, aseguraba la semana pasada que más le valía a Rajoy mantener a Cospedal en el puesto si quiere seguir siendo presidente del Gobierno y advertía contra quienes lanzan críticas sin dar su nombre: "Todo lo que sea poner en duda su liderazgo hace un serio daño al PP".

También habló claro la portavoz de este partido en Castilla-La Mancha y senadora por Toledo, Carmen Riolobos: "Los que perdieron Andalucía, esos que no han ganado nunca o que no se han presentado a unas elecciones o, incluso, que no saben nada de política, se están dedicando a desestabilizar el Partido Popular'. 'Este partido es enemigo de intrigas y de intrigantes", añadía.

Este lunes, y en vísperas de esa Junta Directiva, ambos han suavizado el mensaje. "El presidente ha hablado y ahora lo que tenemos que hacer los demás es callarnos y obedecer", ha sentenciado Conde.

El presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, no ha respondido a los dirigentes manchegos y ha seguido el discurso del presidente: sólo le "preocupa" sacar a Andalucía de la crisis. "Lo que quieren de nosotros los ciudadanos y familias que lo están pasando mal es sentido común, coherencia y unidad", ha añadido.

Desde otras direcciones territoriales tampoco se ha entrado en la polémica, al menos en público. La coordinadora de campaña en Castilla y León, Rosa Valdeón, alcaldesa de Zamora, cree que el debate interno es el normal en víspera de elecciones y no espera grandes novedades de la Junta Directiva del martes; y en el PP gallego, el portavoz parlamentario, Pedro Puy, defiende que se expresen opiniones distintas en el seno del partido ante los próximos comicios, "que son muchos e importantes".

Desde el PP navarro, el eurodiputado Pablo Zalba ha pedido a su partido que deje de "fustigarse" por el resultado en Andalucía y ha advertido a todos los cargos de que toca "hacer la calle" y "comunicar el ingente trabajo hecho".

NO ES SU PREOCUPACIÓN

Rajoy tiene una oportunidad en la Junta Directiva para lanzar algún mensaje, aunque este lunes dejó claro que este debate "no aporta nada" y que el PP debe dedicarse a hablar de lo que importa a los ciudadanos. "La gran preocupación de la gente es su vida", ha subrayado, para añadir que tampoco es lo que a él le inquieta: "Mi gran preocupación es ser capaz de mantener el ritmo de crecimiento económico y de empleo".

El presidente ha insistido en el argumento que repite una y otra vez desde hace meses: los sacrificios están permitiendo la recuperación económica y es necesario explicar mejor a los españoles que esta ha llegado para quedarse, que asuman este mensaje de cara a las elecciones que se avecinan.

Rajoy ha explicado que pedirá al PP "máximo esfuerzo, máxima dedicación y máxima unidad" para afrontar las próximas citas electorales, y ha dejado claro que no piensa hacer "cambios" en el partido porque está "contento de cómo está funcionando y de la unidad que se está manteniendo". "No va a haber cambios y lo diré en la Junta Directiva. "El Gobierno está funcionando bien y el partido también está funcionando muy bien", dijo ayer en una entrevista en RNE.

UNAS AUTONÓMICAS DIFÍCILES

El PP se enfrenta el 24-M a unos comicios muy difíciles. Hace cuatro años, los populares cosecharon el mejor resultado de su historia, haciéndose con el Gobierno en diez Comunidades Autónomas, las dos ciudades autónomas y ganando en un porcentaje elevado de capitales de provincia.

De cara al 24-M, el PP, según pronostican algunas encuestas, corre el riesgo de perder algunas plazas en las que lleva gobernando más de 20 años, como es el caso de la Comunidad de Madrid y la Comunidad Valenciana, y sus respectivas capitales.

La Junta Directiva Nacional es el máximo órgano entre Congresos del PP y no se reunía desde abril de 2013. Incluye a la dirección ordinaria nacional del PP más diputados, senadores, eurodiputados, presidentes autonómicos y los máximos responsables provinciales del partido.

Al encuentro de este martes está citado todo el poder territorial. Por el momento, ha anunciado sólo su ausencia por problemas de agenda el presidente de Cantabria, Ignacio Diego. Al Comité Ejecutivo Nacional de marzo faltaron todos los presidentes autonómicos salvo Cospedal, pero negaron que quisieran evitar una foto incómoda tras la derrota en Andalucía.

La cita es a las 11 en la sede nacional del PP en Madrid; aunque es un encuentro a puerta cerrada, la intervención del presidente será retransmitida en directo y, en principio, no habrá rueda de prensa posterior a la reunión.

Frases de la entrevista a Mariano Rajoy

TE PUEDE INTERESAR

OFRECIDO POR NISSAN