INTERNACIONAL

Tres muertos y varios heridos en un tiroteo en el Palacio de Justicia de Milán

09/04/2015 13:19 CEST | Actualizado 09/04/2015 17:38 CEST

Un hombre acusado en un caso de bancarrota ha matado a tiros a tres personas en el Palacio de Justicia de Milán antes de ser detenido. Una cuarta persona se está recuperando de heridas en el abdomen y su estado de salud es "grave"; fuera de peligro se encuentra un abogado que ha recibido un disparo en una pierna, según el fiscal de la ciudad.

La información del fiscal corrige un anterior balance del tiroteo, que los medios italianos habían cifrado en cuatro muertos a partir de los primeros datos procedentes de los servicios de emergencia a falta de confirmación oficial.

El sospechoso, identificado como Claudio Giardiello, es un empresario del sector de la construcción de 57 años que afrontaba un proceso por bancarrota fraudulenta. Sobre las 11:00 de la mañana, durante el juicio en la tercera planta del edificio, ha comenzado a disparar después de que su abogado renunciara, según explica Il Corriere della Sera.

Entre las víctimas, según cuentan nuestros compañeros de L'HuffPost en Italia, está el juez Fernando Ciampi, asesinado en su despacho. Efe glosa otras dos muertes: la del abogado Lorenzo Alberto Claris Appiani, exletrado del tirador, y otro de los imputados en el proceso, Giorgio Erba, que ha fallecido por graves heridas en el hospital Policlínico de Milán.

Tras el tiroteo, las autoridades procedieron a desalojar el edificio ante la hipótesis de que el autor del crimen aún permaneciera en el interior de la sede judicial. Sin embargo, los investigadores señalaron posteriormente que pudo haber emprendido la huida en una moto.

Apenas hora y media después, el presunto autor del crimen era detenido en la periferia milanesa, concretamente en el municipio de Vimercate, próximo a la capital lombarda.

Así lo ha anunciado Angelino Alfano, ministro italiano de Interior, en su cuenta de Twitter:

"Escuché disparos y vi a un hombre con una pierna ensangrentada, me asusté y corrí", ha relatado uno de los testigos del tiroteo citado por La Repubblica. Otros testigos hablan de que se produjeron entre cuatro y cinco disparos.

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, ha admitido "fallos" de seguridad en el tribunal. "Hay que ver quién ha sido responsable, qué ha permitido que se haya podido introducir un arma en el tribunal", ha declarado, añadiendo que lo ocurrido "es imposible e impensable"

El fiscal de Brescia, Tommaso Buonanno, asegura que el tirador "actuó con frialdad y premeditación porque había planeado el ataque antes de entrar en el tribunal" confiesa que se encuentra "estupefacto". "No se comprende cómo un imputado de un delito menos grave pueda cometer un acto tan grave como este", ha declarado.

OFRECIDO POR NISSAN