NOTICIAS

El 'Fuego Eterno' cierra la Pascua ortodoxa en el Santo Sepulcro

11/04/2015 17:30 CEST | Actualizado 11/04/2015 17:31 CEST
GALI TIBBON / AFP

Miles de peregrinos han participado con fervor en la tradicional ceremonia del fuego sagrado de la Pascua ortodoxa en la basílica del Santo Sepulcro en Jerusalén, bajo una importante vigilancia de la policía israelí. Decenas de miles de fieles acudieron al lugar donde la tradición fija la sepultura de Cristo y donde según la tradición cristiana fue crucifijado Jesús, antes de ser enterrado y de resucitar.

Este rito milenario, símbolo de eternidad, de paz y de renacimiento y momento importante del cristianismo oriental, se celebró en una iglesia como cada año repleta de peregrinos, en su mayoría procedentes de Europa del Este y de Rusia, y de la comunidad árabe ortodoxa de la Tierra Santa.

El patriarca greco-ortodoxo de Jerusalén es el encargado de entrar en la capilla que contiene el Santo Sepulcro (la tumba de Cristo), situada dentro de la basílica, y según la tradición, tras pronunciar arrodillado una oración, recibe por intervención divina el fuego que prende el manojo de 33 mechas que sostiene en sus manos.

Antes de acceder al recinto, el patriarca da tres vueltas a la capilla y es registrado por las autoridades israelíes para comprobar que no porta ningún artilugio que pueda originar el fuego.

Una vez obrado el milagro, el fuego, que dice la creencia que no quema durante los 33 primeros minutos, se reparte entre los miles de fieles que abarrotan la iglesia y sus alrededores y viaja hasta el aeropuerto de Tel Aviv, donde le esperan los aviones que lo trasladarán hasta los países de religión ortodoxa como Grecia, Rusia, Chipre, Armenia, Bulgaria, Serbia o Montenegro. En paralelo, se lleva a cabo una procesión por la Ciudad Vieja y se lleva otra llama a Belén (Cisjordania, Palestina), lugar fijado como el del nacimiento de Jesús.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

OFRECIDO POR NISSAN