NOTICIAS

Brutal atropello a un sospechoso que había robado un arma en Estados Unidos

15/04/2015 13:28 CEST | Actualizado 15/04/2015 16:47 CEST

Nueva imagen de brutalidad policial en Estados Unidos, aunque en este caso podríamos hablar de un atropello preventivo. A lo bestia, pero preventivo al fin y al cabo.

Sucedió en Tucson, Arizona. Un joven llamado Mario Valencia robó un arma en un centro comercial y salió corriendo. Cuando la policía se percató de la situación y comenzó a seguirle, este amenazó con quitarse la vida y realizó un disparo al aire mientras seguía caminando. Para evitar males mayores, los agentes decidieron empotrar su coche contra él por la espalda en un descuido.

Aunque parezca difícil, Valencia no murió en el atropello. Fue detenido y se recupera de las heridas en un hospital local.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR