NOTICIAS

Chicharito justifica su fichaje (1-0)

22/04/2015 19:54 CEST | Actualizado 22/04/2015 22:59 CEST
GETTY

La eliminatoria más aburrida de las vividas en los cuartos de la Champions concluyó al final del partido de vuelta con un gol de empuje de Chicharito, que justificó su fichaje en la oportunidad que le dio Ancelotti al frente del ataque.

Las bajas de Benzema y Bale permitieron al mexicano disfrutar de la titularidad en el Bernabéu, en un marco inmejorable y ante un portero, Oblak, que había sido el héroe durante más del 90% de la eliminatoria.

Pero el fútbol no sabe de heroicidades y el premio se lo llevó Chicharito cuando todo apuntaba a la prórroga. La tripleta atacante que puso Ancelotti sobre el césped trenzó la jugada del gol en el área del Atlético y al pase de James, Cristiano respondió levantando la cabeza y cediendo al delantero mexicano, quien marcó a placer.

Fue el único gusto que se dio durante el partido Chicharito, el más activo del Madrid en ataque junto con Isco, al que los merengues necesitaron como el comer ante la ausencia de Modric.

Junto al malagueño, Ancelotti prefirió meter a Sergio Ramos en lugar de a uno de los tres mediocentros con los que definitivamente no cuenta (Illarra, Lucas Silva y Khedira). La alineación del sevillano, acostado a la derecha por delante de Kroos, sirvió para frenar las subidas del Atlético por esa banda y para poco más.

Ramos se vio perdido, aunque el Atlético no le dio mucho trabajo. Los de Simeone se presentaron en el campo pasado el cuarto de hora, cuando la gente se preguntaba dónde estaban los rojiblancos.

Saúl, más perdido si cabe que Ramos, no hacía sino perder balones y Koke y Arda aparecían a cuentagotas. Por arriba, Mandzukic y Griezmann hacían lo que podían, sobre todo a balón parado, donde más inquietó el Atlético.

Los saques desde la banda de Gámez complicaron la vida a la defensa madridista, donde Pepe y Varane sostuvieron al croata atlético. Casillas tuvo poco trabajo en un partido sin apenas ocasiones.

Quien más se esmeró fue, de nuevo, Oblak. El portero del Atlético volvió a salvar a su equipo en varias ocasiones, sobre todo en un par de ocasiones de Chicharito, que se quedó solo ante el guardameta sin éxito.

Pero el fútbol terminó siendo desagradecido con el arquero rojiblanco, quien vio cómo Chicharito lograba, en su última ocasión, hacer el tanto que mete al Madrid en semifinales y deja al Atlético sin su primera Champions, esta vez, mucho más lejos que el año pasado.

OFRECIDO POR NISSAN