NOTICIAS

‘Kilómetros por Alimentos': La iniciativa ‘runner' que combina deporte y solidaridad

23/04/2015 10:42 CEST | Actualizado 23/04/2015 10:42 CEST
ALBERTO BARRANTES Y DAVID RONCERO

Pablo Sánchez Carmenado, de 41 años, decidió en marzo de 2011 que algo tenía que cambiar. En ese momento salió a correr con un vecino y apenas pudo aguantar un kilómetro antes de dejarlo. Estaba completamente fuera de forma él, que se había pasado la infancia y la juventud haciendo siete días a la semana ese deporte que luego abandonó. “Me dije: ‘Voy a volver a correr por narices”. Y, justo ahí, puso el germen de 'drinking runners' y de ‘Kilómetros por alimentos’, una iniciativa impulsada por él y que ahora reúne a más de cien ‘runners’ que por cada kilómetro que recorren donan comida a los bancos de alimentos.

Pablo explica el origen de la iniciativa solidaria sin darse demasiada importancia, pese a que en tres años han donado más de 36.000 kilos de alimentos. “Nace por una cuenta de Twitter que llevo yo, que es @DrinkingRunners, donde voy colgando mis entrenamientos de una forma divertida”, recuerda. A raíz de esa cuenta, en noviembre de 2012 un grupo de corredores se conoció y comenzaron a reunirse periódicamente para entrenar y participar en eventos.

“Al final, pensamos: ‘Ya que corremos y nos lo pasamos genial, ¿por qué no ayudamos un poco?’ A uno se le ocurrió el hashtag del equipo, que es #kmsXalimentos. Y dijimos. ‘Venga, pues por cada kilómetro que corramos en carrera oficial, no entrenando porque nos arruinaríamos, vamos a donar alimentos. Comentamos la idea en las redes sociales, que han sido claves en el éxito del proyecto, y a la gente le flipó una barbaridad”, afirma. Después organizaron una quedada por Twitter y acudieron 90 personas que donaron casi 500 kilos. “Y dijimos: ‘Esto mola”.

Para ampliar las donaciones, los ‘Drinking Runners’ también organizan quedadas cada dos meses a las que acuden cerca de 400 personas (incluidos atletas olímpicos como Carles Castillejo y Aless Aguilar y famosos como Mariam Hernández o Cristina Pedroche) y recogen unos 1.500 kilos cada vez. Cuentan, además, con patrocinadores que llevan sus productos y donan material deportivo. Ahora, para dar un paso más, están organizando una carrera que se celebrará en Valdebebas (Madrid) el 7 de junio a las 9.00. El dinero de la inscripción (9 euros los adultos y 6 los niños) también irá a parar al banco de alimentos.

“LA CRISIS SIGUE SIENDO MUY DURA”

“Ese día haremos entrega simbólica al banco de alimentos de más de 4.000 euros de la recaudación de las camisetas, de lo que ponen los miembros del equipo en sus carreras más lo que recaudemos del evento”, asegura Pablo, quien subraya que la crisis en España “sigue siendo muy dura” y “hay mucha gente que lo está pasando mal”, por lo que los Bancos de Alimentos están “desabastecidos” porque necesitan en España 300.000 comidas diarias. “Estamos orgullosos porque nos ha costado poco, lo hemos montado haciendo lo que más nos gusta y no nos lo podemos pasar mejor”, afirma Pablo, fan incondicional del Atlético y director de márketing en una editorial.

Los ‘Drinking Runners’ logran parte de sus donaciones gracias a las camisetas que venden a través de su web. Cuestan 15 euros, de los que siete se destinan a pagar los costes y los otros ocho van directos a los bancos de alimentos. Lolo Martín, que gestiona ese área, afirma que todas las semanas venden entre 15 y 20 camisetas a todo el mundo y a toda España. “El éxito se debe a las redes sociales y a que el modelo es bonito. Las anteriores tenían menos tirón, pero los cambios han gustado mucho y se han disparado las ventas”, admite.

(Sigue leyendo después de la imagen...)

drinking

“ESTO ME HACE FELIZ”

Alberto Barrantes, que ahora está en el paro, es otro de los corazones de estos 'runners' solidarios. Anima con su megáfono las carreras de los ‘Drinking Runners’ (le llaman 'el tío del megáfono') y lo hace, dice, por una razón muy sencilla: “Me hace feliz. Correr me hace sentirme bien y eso lo junto con buena gente y con algo que muchos agradecen porque necesitan comer y no tienen recursos”.

Explica que en cada carrera en la que participa alguno de los miembros del grupo donan un kilo de alimentos por cada kilómetro recorrido. “Si corremos una media maratón, que son 21 kilómetros, pues donamos 21 kilos. Si en una carrera corren 10 personas del equipo no entregamos 210 kilos, sino 21 entre todos, porque, si no, no podríamos hacer frente a todo”, subraya.

Antes de hacer la donación hablan con los bancos de alimentos para ver qué necesidades tienen en ese momento. “Siempre son no perecederos y últimamente nos piden mucho comidas que estén semipreparadas, como fabadas o lentejas, porque la gente tiene incluso problemas para pagar la luz”. Un trago que los ‘Drinking Runners’ intentan hacer un poco más llevadero.

Los 'Drinking Runners'

Fotos: Alberto Barrantes y David Roncero

TE PUEDE INTERESAR

¿HAY ALGUNA HISTORIA POSITIVA A TU ALREDEDOR? AVÍSANOS

  • Sólo tienes que enviarnos un mail a participa@huffingtonpost.es y escribir "Así sí" en el asunto.
  • Si no quieres escribirnos, puedes dejar tu historia en los comentarios de esta noticia o por mensaje privado en Facebook.
    • Si no conoces a nadie, puedes ayudarnos compartiendo esta noticia.

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

OFRECIDO POR NISSAN