TENDENCIAS

La carrera presidencial de Estados Unidos, vista en forma de logo

24/04/2015 08:25 CEST | Actualizado 24/04/2015 08:25 CEST

¿Gira Hillary Clinton hacia la derecha más conservadora? ¿Es Rand Paul esclavo de la multinacionales? ¿Y Ted Cruz antipatriota? ¿Resulta Marco Rubio una propuesta de supermercado? El diseño de un logo está pensado para comunicar una determinada imagen de marca, pero los detractores de los candidatos a la Casa Blanca encuentran en sus emblemas oficiales argumentos en contra que sirven para atacar o contradecir sus identidades políticas.

Hillary Clinton anunciaba el pasado domingo 12 de abril su candidatura a la presidencia de Estados Unidos en 2016 con un vídeo de algo más de dos minutos, en el que se muestran algunas pinceladas de las que serán sus promesas electorales. A falta de más tiempo para desarrollar su programa político, ha sido el logotipo que que aparece al final de la grabación el que más comentarios está despertando entre los internautas.

Una flecha horizontal en rojo que se dirige hacia la derecha cruza la H azul de su inicial sobre un fondo blanco. Es un diseño de Michael Bierut, del prestigioso estudio Pentagram, que surgió a modo de regalo para la candidata demócrata y no como un encargo, asegura Politico Magazine. Aunque es evidente que la combinación cromática está asociada a la bandera de Estados Unidos, inquieta a muchos el color y dirección de la flecha, al sugerir un giro hacia políticas conservadoras, como ilustra la viñeta de Emily Flake para The New Yorker. El rojo suele asociarse al bando republicano desde las polémicas elecciones del año 2000 entre Al Gore y George W. Bush. Fue el Tribunal Supremo el que tuvo que decidir que Florida era un estado "rojo", otorgando la presidencia al conservador Bush, y desde entonces el azul es el elegido para representar a los estados demócratas, al contrario que en la mayor parte del mundo.

Los expertos no aprueban el exceso de formas rectas y la simpleza del diseño. Entre ellos Sol Sender, el autor del exitoso logotipo para Barack Obama en 2008. Critica en la edición británica de Business Insider "la limitada paleta de elementos" a los que recurre la propuesta. Aunque Milton Glaser, fundador del New York Magazine y creador del célebre logo I ♥ NY, también admite a CNN que la idea es "demasiado genérica", finalmente defiende de forma diplomática la creación de su colega neoyorquino y lo define como un recurso visual "efectivo".

Una de las primeras reacciones que surgió en Twitter fue la de WikiLeaks, destacando la semejanza entre el emblema de la ex secretaria de Estado y el suyo propio.

Algunos usuarios encuentran en el trabajo de Michael Bierut similitudes con la bandera de Cuba, en referencia directa al deshielo entre Washington y la Habana tras el encuentro histórico entre el presidente demócrata Barack Obama y Raúl Castro.

En algunas viñetas, como la de Bill Brahmall para New York Daily News, este diseño sirve de excusa para hacer un nuevo chiste a costa de la comentada relación matrimonial de Bill y Hillary Clinton.

Los más aventurados lo relacionan con los atentados del 11-S.

Afortunadamente para Clinton, las propuestas de sus competidores no han corrido mejor suerte entre el electorado y, al igual que le ocurre a ella, las voces críticas enlazan fácilmente su identidad visual con mensajes opuestos a su pretendida imagen de marca.

La malintencionada comparación de Gawker entre la llama incluida en el logo del republicano Ted Cruz y la quema de una bandera estadounidense ha encontrado cierto eco en las redes sociales.

logo ted cruz

La propuesta de senador Rand Paul, relacionado con el ultraconservador Tea Party, comparte con Cruz el elemento de la llama y es criticada por resultar demasiado fría, formal y corporativa, similar a la de cualquier empresa multinacional. Algunas web satíricas le ven incluso parecido con la imagen de la web de citas online Tinder.

El republicano de origen hispano Marco Rubio es el único que se atreve con un código de colores diferente e incluye la silueta de Estados Unidos en la "i" de su apellido, pero se olvida de los estados de Alaska y Hawai y con ello se granjea unos cuantos chascarrillos. Las tonalidades de morado elegidas en su emblema recuerdan a muchos a los de producto de centro comercial y en su perfil oficial de Facebook ya se han sustituido por los clásicos azul, rojo y blanco.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Ve a nuestra portada   Síguenos en Facebook   Síguenos en Twitter

NOTICIA PATROCINADA