POLÍTICA

Díaz promete un "ambicioso" paquete anticorrupción para atraer a Ciudadanos y Podemos

04/05/2015 11:53 CEST | Actualizado 04/05/2015 15:44 CEST

Objetivo: ser presidenta. La candidata del PSOE-A, Susana Díaz, ha iniciado este lunes el debate de investidura con un ‘discurso-guiño’ a Ciudadanos y Podemos en el que ha vendido el paquete anticorrupción “más ambicioso” de España a fin de que estas dos formaciones faciliten su camino al Palacio de San Telmo.

Díaz ha prometido una serie de contundentes medidas para evitar, según ha dicho, que surjan más casos como los de los ERE y los cursos de formación. Un discurso con el que espera que se vean “representados” los parlamentarios de las nuevas formaciones, ya que el PP -el segundo partido más votado- ha reiterado en las últimas semanas que va a votar en contra de Díaz. Ciudadanos y Podemos dirán en principio ‘no’ a Díaz en la primera vuelta, pero podrían facilitarle la investidura con su abstención en el segundo round a final de la semana.

Pasadas las 12.00 horas, Díaz ha subido a la tribuna de oradores para pedir la confianza de los nuevos diputados autonómicos durante una alocución que ha durado aproximadamente una hora y media. Y el grueso de su intervención se ha centrado en las materias más sensibles para los partidos emergentes: lucha contra la corrupción, la regeneración democrática, el cambio del modelo productivo y la defensa del Estado del Bienestar.

“Si todos queremos, acabaremos con la corrupción”, ha proclamado en el Hospital de las Cinco Llagas la socialista, que ha tendido la mano al resto de partidos para firmar un gran acuerdo y, además, llevarlo como iniciativa autonómica al Congreso de los Diputados.

LOS CARGOS PÚBLICOS NO PODRÁN COBRAR DEL PARTIDO

¿Y en qué consistirá? La presidenta en funciones de la Junta ha presentado más de veinte medidas para frenar el fraude entre los políticos y volver a recuperar los vínculos con los ciudadanos. Entre las principales medidas, no podrá haber imputados en las listas electorales ni podrán ocupar un cargo público. Incluso, ha propuesto ir más allá y que ningún cargo pueda cobrar del partido.

También impulsará que se hagan públicas las declaraciones de bienes, intereses y de IRPF de todos los cargos electos y de sus cónyuges, que los partidos envíen a la Cámara de Cuentas su estructura orgánica y sus retribuciones y una reducción del 10% del número de altos cargos de la Junta. Asimismo, la líder del PSOE andaluz se ha comprometido a reforzar los mecanismos para evitar las puertas giratorias y ha propuesto que sea incompatible ser parlamentario y tener otra actividad profesional.

En esta ‘cruzada’ contra la corrupción, les ha prometido a los parlamentarios que los partidos deberán se responsables patrimonialmente si dirigentes suyos se han lucrado ilegalmente y que creará una oficina contra el fraude.

Con todas estas medidas pretende principalmente acercarse a Ciudadanos, con quien tiene previsto sellar un decálogo contra la corrupción. En este “autoexigente” paquete incluye que se implanten primarias en los partidos y que no puedan prescribir los delitos relacionados con tramas corruptas -esta medida debería ser aprobada a través de una reforma del Código Penal por parte de las Cortes Generales-. Una pelota en el tejado de Mariano Rajoy.

TAMBIÉN MIRA A PODEMOS

Para conquistar a los de Pablo Iglesias, ha lanzado una serie de iniciativas de carácter social. En este sentido, son muy significativas las relacionada con las vivienda. En este punto, ha pedido un acuerdo de todos los partidos para pedir al Gobierno que retire su recurso ante el Tribunal Constitucional contra la ley de la función social de la vivienda y ha dicho que los bancos deberán adherirse al sistema de mediación para evitar el desalojo de las familias.

Para no quedarse corta, ha puesto en valor su intención de aprobar una ley de renta básica para la gente con dificultades -se aprobará en 2016 antes de concluya el segundo periodo de sesiones- y ha afirmado que se prohibirá que se vendan viviendas públicas a fondos buitre, como ha sucedido en la Comunidad de Madrid. Además, el Gobierno andaluz pondrá en marcha una nueva ley de servicios sociales.

Por ahora, a Díaz no le salen las cuentas para ser investida. Este martes se reanudará el debate a las 10.00 horas con la intervención de los portavoces parlamentarios y la correspondiente contestación de la candidata. Una vez concluya, se producirá la votación y Díaz debería lograr mayoría absoluta para ser presidenta. PP, Podemos y Ciudadanos ya han avanzado que dirán ‘no’. Entonces, se tendrá que convocar una segunda votación en la que le valdría la mayoría simple. El PSOE confía en la abstención de Podemos y Ciudadanos para lograrlo.

Si no logra ganar esa ronda, se deberá convocar un nuevo pleno. El peor escenario sería que no obtuviese la mayoría durante los dos próximos meses y se tuvieran que convocar de nuevo elecciones.

Díaz ha apelado al resto de partidos para que esto no suceda y permitan al PSOE formar Gobierno “cuanto antes” en Andalucía. ¿Lo logrará?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Los andaluces votan


Susana Díaz, en imágenes


Juanma Moreno


Antonio Maíllo


Teresa Rodríguez

NOTICIA PATROCINADA