ECONOMÍA
05/05/2015 11:21 CEST | Actualizado 05/05/2015 12:45 CEST

Bruselas cree que España incumplirá el objetivo de déficit en 2015 y 2016

La Comisión Europea prevé que España no logrará situar su déficit público por debajo del 3% del PIB en 2016, fecha límite dada por los socios europeos al Gobierno para ello, en contra de lo que calcula el propio Ejecutivo español.

Según el Programa de Estabilidad remitido por Economía a la Comisión el pasado jueves, el déficit público debería ser del 4,2% este ejercicio y del 2,8% en 2016, logrando bajar del 3% fijado por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

En sus previsiones macroeconómicas de primavera publicadas este martes, la Comisión estima que España incumplirá el objetivo del 4,2% del PIB establecido para este año y mantenido por el Gobierno, al augurar una reducción hasta el 4,5%, tres décimas de más. Bruselas cree además que el déficit será del 3,5% en 2016, una desviación de siete décimas.

SUBE SU PREVISIÓN DE CRECIMIENTO PARA ESPAÑA

Por otro lado, la Comisión se mostró más optimista que a principios de año respecto al crecimiento de la economía de España, para la que prevé un avance del 2,8% del PIB en 2015 (por el 1,4% pronosticado anteriormente ) y del 2,6% en 2016, una y tres décimas respectivamente por debajo de las expectativas del Gobierno español.

En sus previsiones macroeconómicas de primavera, la CE espera que la demanda interna siga siendo el principal motor de arrastre de la economía española, favorecida también por la mejora de las perspectivas del mercado laboral, una mayor confianza y la relajación de las condiciones financieras, entre otros factores.

La Comisión también revisó al alza el crecimiento de la economía de la zona del euro hasta el 1,5% este año y el 1,9% en 2016, mientras que en el conjunto de la UE prevé el 1,8% y el 2,1%, respectivamente.

El Ejecutivo comunitario señaló que "ha habido una ligera progresión" en el crecimiento del PIB previsto para la eurozona y la Unión Europea (UE), que cifró en 0,2 y 0,1 décimas más en relación a hace tres meses.

La CE atribuyó esa mejora a "un conjunto de factores puntuales que permiten estimular un crecimiento que sin ellos, sería débil", en referencia a los precios bajos del petróleo, a una evolución económica global sostenida y a la depreciación del euro, entre otros.

En cambio, la Comisión Europea revisó drásticamente a la baja sus previsiones de crecimiento de la economía griega, al reducir a una quinta parte sus anteriores cálculos y situar el avance del PIB heleno para este año en un 0,5% frente al 2,5% anterior.

TE PUEDE INTERESAR

ESPACIO ECO