ECONOMÍA

Cómo usar wifi en un avión, quién lo ofrece y cuánto cobra

06/05/2015 09:09 CEST | Actualizado 06/05/2015 13:04 CEST

Consultar si hemos recibido algún WhatsApp, si alguien nos ha hecho un comentario en Facebook, si nos han retuiteado o si hemos recibido un correo electrónico son tareas que realizamos varias –muchas- veces al día. Uno de los pocos espacios en el que no podíamos cubrir esta necesidad eran los aviones, desde el momento del despegue hasta el aterrizaje. Ya no es así. Las compañías aéreas se han apuntado al WiFi.

La mayoría de las aerolíneas han optado por ofrecer a sus clientes este servicio en las rutas transoceánicas, a pesar de que en estas la complejidad técnica para que la conexión inalámbrica a internet funcione es mayor. Al volar sobre el mar se dificulta enormemente el contacto con los repetidores que transmiten la señal y que están instalados en tierra.

Iberia introdujo este servicio en julio de 2014. Se convirtió así en la primera línea española en hacerlo, afirman en la compañía. Solo está disponible en vuelos transatlánticos a Estados Unidos y América Latina, a bordo de ocho Airbus A330 y 12 Airbus A346. En cuanto a las tarifas, han optado por ofrecer paquetes por megabytes.

El mínimo cuesta 4,95 euros y ofrece cuatro megabytes. Esta conexión permite consultar los correos electrónicos, pero no descargar o abrir grandes archivos o fotos. También sería complicado poder navegar por internet ya que la mayoría de páginas web pesan más. WhatsApp sí puede utilizarse, aunque con restricciones similares a las del correo electrónico. Por ejemplo, con la visualización de un vídeo de 15 segundos de duración se consumiría la tarifa completa.

La compañía española ofrece gratuitamente, como cortesía, estos primeros cuatro megabytes a los pasajeros de clase Business. Menos afortunados son los de clase turista que deben pagarlos. El precio se reduce a medida que aumentan los datos contratados.

Quien aún no sabe cuánto costará el uso del WiFi en sus aviones ni si optará por una tarifa de tiempo o de capacidad es Vueling, aerolínea también española que junto con Iberia y British Airways integra el grupo IAG. La compañía, mediante un acuerdo con Telefónica, ha instalado ya en la cola de un primer avión, un modelo Airbus A320 con capacidad para 180 pasajeros, un satélite HTS con el que podrán ofrecer una conexión de 20 megabytes.

Los pasajeros de esta aerolínea, que solo realiza viajes de corto y medio recorrido por Europa, Oriente Medio y África, podrán disfrutar de acceso a internet a partir de los 3.000 metros de altura. Si el aparato se encuentra en una posición inferior el WiFi dejará de funcionar por seguridad.

wifi

La tercera pata de IAG, British Airways, se ha iniciado en la senda de la conexión inalámbrica internáutica solo en sus “vuelos exclusivos” operados dos veces al día desde el aeropuerto de la City londinense a Nueva York. Para ello cuenta con dos Airbus A-318, en los que sus 32 pasajeros pueden acceder a Internet, enviar y recibir correos electrónicos y mensajes de texto. Siempre y cuando paguen el roaming de sus respectivas operadoras de telefonía.

Otras compañías que ofertan WiFi en sus vuelos intercontinentales son la holandesa KLM y la alemana Lufthansa. La primera solo dispone de un avión en fase de prueba para largo recorrido, un B777-300, a bordo del cual ha de pagarse 10,95 euros por una hora de conexión o 19,95 para todo el trayecto.

Por su parte, la aerolínea con sede en Colonia ofrece este servicio en toda su flota intercontinental mediante un acuerdo con la telefónica Deutsche Telekom. Las tarifas van desde los nueve euros por una hora hasta los 17 por todo el vuelo. Los miembros de su club Miles & More pueden hacer uso de sus millas de premio para el pago.

Los pasajeros de American Airlines son de los pocos que disfrutan de esta tecnología en vuelos domésticos. El 95% de su flota nacional de largo recorrido dispone de WiFi, mediante dos modalidades de pago: un bono mensual ilimitado por unos cuarenta y cinco euros o unos catorce euros para un solo trayecto. A estas tarifas hay que sumarle los impuestos. La compañía no especifica cuánto encarecen estos el precio.

Para rutas internacionales desde Estados Unidos a Londres, Asia y América del Sur, la operadora estadounidense cuenta con el avión 777-300ER. Para poder hacer uso de la conexión inalámbrica a internet a bordo se pueden adquirir un bono de dos horas que cuesta unos once euros, otro de cuatro horas (unos quince euros) o el paquete para todo el vuelo (unos diecisietes euros). Siempre más los tributos de Hacienda.

Una de las últimas grandes aerolíneas en sumarse a esta tendencia es Air France. No será hasta el otoño de 2015, y durante un periodo de prueba de tres meses, cuando la compañía francesa, junto con Orange, propondrá un servicio WiFi a bordo de dos Airbus A320 de sus redes de corta y media distancia. Por un precio de 10,95 euros la hora o 19,95 todo el vuelo, los pasajeros obtendrán conexión a internet para sus ordenadores, tabletas o smartphones.