POLÍTICA

Un sindicato sanitario denuncia un acto de Ciudadanos en el Ramón y Cajal

16/05/2015 17:35 CEST | Actualizado 16/05/2015 20:11 CEST
EFE

El martes próximo, Ciudadanos acudirá al Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid. Celebrará allí un encuentro que ha cosechado las críticas del sindicato MATS, cuyos miembros han denunciado que se va a usar el aula de docencia del recinto para una cita en la que miembros del partido naranja se reunirán con parte del personal: los jefes de servicio y los profesionales de la junta técnico asistencial -este último, un órgano de unas dos decenas de miembros, de los 4.000 que componen la plantilla-.

Hace pocas semanas, se negó el permiso a este sindicato para hacer un encuentro con los principales partidos que concurren a las elecciones madrileñas, para escuchar sus propuestas en materia sanitaria. La dirección del centro estimó que era un acto con naturaleza más política que sindical. De ahí su enfado con el visto bueno a la iniciativa de Ciudadanos.

Sin embargo, desde el gabinete de prensa de la formación de Albert Rivera explican que su cita de la semana que viene "no es un acto de partido", sino una "reunión interna" de las "cientos" que se ha llevado a cabo antes y durante la campaña con ONG o grupos profesionales, para hablar con "todo tipo de colectivos". "Es una reunión más, ordinaria, de las que se hacen normalmente. Si hubiera otro interés, posiblemente también se nos hubiera negado el permiso", abundan.

"RESTRINGIDO Y POLÍTICO"

Luis Fernández Pineda, cardiólogo infantil y miembro de MATS -un sindicato importante en el movimiento de la marea blanca-, explica que hace unos 20 días su central convocó a todas las fuerzas políticas en el Ramón y Cajal. El aula se les negó pero el encuentro acabó celebrándose en las escaleras del hospital, ante la afluencia de personal y de ciudadanos, "muchos", que escucharon a portavoces, por ejemplo, de UPyD, Podemos o IU.

El jueves, sin embargo, tuvieron conocimiento de que Ciudadanos sí tiene el permiso que a ellos les negaron y sólo para contactar con "parte" del personal. "Es inaudito", afirma. A su juicio, es denunciable que se avale por la dirección un acto "restringido" y "político" de un partido en cuya lista está, cita, el que fuera director del hospital hasta hace pocas semanas, Daniel Álvarez Cabo, que va en el número seis en la papeleta a la Asamblea de Madrid y tuvo que dejar el cargo por lógica incompatibilidad. "Parece un poco premeditado", lamenta ante la distinta valoración que se ha hecho un un acto y del otro.

Fernández Pineda se cuestiona por qué su acto fue vetado y por qué los dos actuales subdirectores del centro -los que lo gestionan a falta de nuevo director- sí firmaron acatando el de Ciudadanos. "Primero está la sanidad y luego, la política", denuncia. "¿Se ha abierto la veda de mítines en los hospitales?", añade. Aún MATS no sabe cómo se va a articular la queja, pero se estudian comunicados o una llamada de atención a la Junta Electoral.

Y ADEMÁS...

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

OFRECIDO POR NISSAN