INTERNACIONAL

El Papa al presidente palestino Abbas: "Eres un ángel de paz"

16/05/2015 16:29 CEST | Actualizado 16/05/2015 16:30 CEST
ALBERTO PIZZOLI / POOL / EFE

Esta semana, el Vaticano reconocía a Palestina como un estado de pleno derecho, un paso que aún se piensan la mayoría de países occidentales. Aunque también abogan por su creación, en la práctica poco se comprometen, pendientes de la reacción adversa de Israel. El Papa Francisco ha obviado todas las posibles réplicas o represalias y ha dicho que Palestina es más que un estado observador en la ONU, el estatus legal que ahora tiene. Y hoy, tras ese espaldarazo, ha ratificado su postura recibiendo al presidente palestino, Mahmud Abbas, en su despacho romano.

El encuentro, privado y de unos 20 minutos, ha acabado con un intercambio de regalos en el que lo más valioso que el Sumo Pontíficie ha dado a Abbas han sido sus palabras: "eres un ángel de paz", le ha dicho el argentino al palestino. Todo un espaldarazo, cuando el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, insiste en que no tiene "socio para la paz" en él.

En honor a esta visita y, tras el reconocimiento, la bandera palestina ha presidido por primera vez un acto en la sede vaticana.

El Papa y Abbas han compartido su interés por alcanzar la paz con Israel y han mostrado su satisfacción por el reconocimiento de Palestina, base para la solución de "dos Estados" con su adversario histórico.

Según el comunicado emitido por el Vaticano, el encuentro se ha desarrollado "en un atmósfera cordial" y que durante el mismo también se abordó "la necesidad del diálogo interreligioso", para poner fin al terrorismo en Oriente Medio.

"Durante las conversaciones, desarrolladas en un atmósfera cordial, se ha expresado una gran satisfacción por el acuerdo alcanzado sobre el texto de un acuerdo global entre las partes relativo a algunos aspectos esenciales de la vida y de la actividad de la Iglesia Católica en Palestina y que se firmará en un futuro próximo", apuntó la Santa Sede.

"Sucesivamente se habló del proceso de paz con Israel con la esperanza de que se reanuden las negociaciones directas entre las partes para encontrar una solución justa y duradera al conflicto, reiterando el deseo de que, con el apoyo de la Comunidad internacional, los israelíes y los palestinos tomen con determinación decisiones audaces a favor de la paz", prosigue el texto.

Por último, la Santa Sede expresa, "con referencia a los conflictos que afectan a Oriente Medio y reafirmando la importancia de la lucha contra el terrorismo", que se ha subrayado "la necesidad del diálogo interreligioso".

"LE VEO MUY JOVEN"

Abás, acompañado de una delegación de once personas, saludó calurosamente al pontífice a su llegada al Palacio Apostólico y le manifestó, ante la prensa que pudo asistir a ese momento: "Le veo muy joven". De inmediato, ambos se dirigieron a la Biblioteca Privada del pontífice, donde mantuvieron una conversación privada que duró unos veinte minutos, con traducción.

Seguidamente y ya de forma pública, iniciaron la entrega de regalos. Abás le entregó al Papa Francisco unas reliquias y un rosario que fueron bendecidos por el propio Jorge Bergoglio, mientras que éste le dio a Abás como presente un ejemplar de su exhortación apostólica Evangelii Gaudium, en inglés, y también una medalla. Esta medalla, contó Bergoglio, "es símbolo del ángel de la paz que destruye el espíritu maligno de la guerra". Y reconoció a Abás que había pensado en él porque el líder palestino "es un ángel de paz".

El encuentro terminó con un abrazo de ambos y con la despedida de Abás que dijo al Papa: "Nos vemos mañana", en relación a la ceremonia de canonización en el Vaticano de dos beatas palestinas, las primeras santas del país.

ENCUENTRO ABBAS-MARGALLO

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha tenido oportunidad de encontrarse también con Abbas en Roma. Ante la prensa, calificó de "hecho histórico" la presencia en el Vaticano del presidente palestino. "Por primera vez hoy la bandera de Palestina ha ondeado en el Vaticano. Es un hecho de una extraordinaria significación", manifestó el ministro tras su encuentro, al que también asistió su homólogo palestino de Exteriores, Riad al Malki.

"En España, como ustedes saben, el Parlamento con el voto de todos los grupos parlamentarios y por tanto del grupo que apoya al Gobierno, instó a éste al reconocimiento de Palestina", recordó el ministro García-Margallo. E insistió en que eso será así "cuando ese reconocimiento sea útil para llegar a la solución que nosotros hemos propiciado siempre, que es la solución de los dos Estados. Es decir, un Israel seguro coexistiendo con una Palestina viable, y eso es lo que vamos a intentar hacer en el Consejo de Seguridad" de la ONU, agregó.

La posición de España es aún, pues, más tibia que la vaticana. El subsecretario vaticano para las Relaciones con los Estados, monseñor Antoine Camilleri, indicó en una entrevista con el diario oficial de El Vaticano, el Osservatore romano, insiste en que reconocer ya el país es impulsar la paz.

RESOLUCIÓN PENDIENTE

El ministro español se refirió a la "propuesta de resolución que presentó Francia (ante el Consejo de Seguridad de la ONU, del que ahora España forma parte), después hubo una presentada por Jordania que decayó (y) parece que la resolución francesa puede ser una buena base porque de lo que se trata, en opinión de mi Gobierno, no es presentar resoluciones que no sirvan para nada".

García-Margallo aludía a la iniciativa francesa, apoyada por otros miembros del Consejo, de aprobar una resolución que fije los parámetros de un nuevo proceso de paz entre israelíes y palestinos, una iniciativa que fracasó a finales del pasado año y que ha resurgido tras las elecciones en Israel.

Francia tiene la intención de que el máximo órgano de decisión de la ONU actúe para sentar unas nuevas bases que permitan avanzar hacia una solución al conflicto.

El ministro español se mostró contrario a respaldar otras iniciativas, "que no tengan los votos suficientes o que sean vetadas, sino propuestas que sean efectivas". "Y yo creo que en la propuesta francesa hay los mimbres suficientes para hacer una resolución que sea importante", completó.

"Probablemente haya que esperar al 30 de junio, mientras el dossier iraní no esté cerrado, la diplomacia está volcada en ese asunto y probablemente no sea lo más inteligente acumular encima de la mesa proyectos pendientes", estimó García-Margallo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

OFRECIDO POR NISSAN