POLÍTICA

El Gobierno apoya que 'el niño de la maleta' se reúna con su madre "si se dan las condiciones"

19/05/2015 17:14 CEST | Actualizado 19/05/2015 17:14 CEST

El Gobierno es partidario, "si se dan las condiciones óptimas", de que Adou, el niño que intentó cruzar la frontera de Ceuta dentro de una maleta, se reúna con su madre, que reside en Fuerteventura.

Según ha dicho este lunes a los medios de comunicación la secretaria de Estado de Asuntos Sociales, Susana Camarero, su departamento ha contactado con el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Ceuta para interesarse por la situación del niño, que en estos momentos está acogido en un centro para menores.

"Sabemos que está bien de salud, a pesar de que venía con una enfermedad (paludismo) y del choque psicológico que ha tenido", ha agregado Camarero.

La secretaria de Estado ha informado de que Asuntos Sociales se está planteando la "posibilidad" de llevarlo a Puerto del Rosario (Fuerteventura) con su madre, Lucie Ouattara, porque "los niños tienen que estar con sus padres".

"EN PROCESO"

Camarero ha apuntado que ahora se valora si esta ciudadana marfileña puede atender al niño, porque el Gobierno central "no puede pedir que el menor sea devuelto a su madre si ella no puede cuidarlo", un estudio que "está en proceso", ha añadido.

"Primero hemos analizado al niño y su control sanitario ha sido correcto y, segundo, estudiamos a la madre. Si todo está bien y si se dan las condiciones, el niño volverá con ella", ha incidido Camarero.

La secretaria de Estado de Asuntos Sociales ha indicado que esa es la política del Gobierno y que así lo ha reflejado en la Ley de Protección a la Infancia, que está en el Parlamento: "Menos centros asistenciales y más atención por parte de los padres".

"El plazo lo establecerán las autoridades, que están cumpliendo con los controles necesarios. Sin embargo, lo que queremos, si es posible, es el reagrupamiento, que el niño y la madre estén en las condiciones óptimas", ha concluido Camarero.

En el mediodía de este lunes se produjo en Ceuta el encuentro entre Lucie Ouattara y su hijo Adou, quienes se fundieron en un abrazo en uno de los pasillos del centro de menores.

LA EXCARCELACIÓN DEL PADRE

Mientras, la titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Ceuta contestará "durante los próximos días" el escrito que ha presentado este martes por la mañana la defensa del padre del niño, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) en un comunicado.

La juez, que está "ejecutando diversas actuaciones para esclarecer los hechos", ha recibido también este martes la decisión de la defensa de A.O. de desistir del recurso de apelación que había tramitado ante la Audiencia Provincial de Cádiz.

Tanto el progenitor del niño, un varón oriundo de Costa de Marfil con permiso de residencia en las Islas Canarias, como su esposa y madre del pequeño, L.O., declararon este lunes de nuevo en sede judicial a petición propia, el primero acusado de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros (agravado por peligro para la vida y por tratarse de un menor, por lo que permanece en prisión provisional sin fianza), y la segunda como testigo.

NUEVO ABOGADO

Por otra parte, el Juzgado está a la espera de contar con la identidad del nuevo abogado que se encargará de la defensa de F.Y., la mujer marroquí de 19 años que portaba la maleta donde iba el menor, y de conocer si mantiene el recurso de apelación presentado por su anterior letrado ante la Audiencia.

El padre del menor, costamarfileño de 42 años, llegó a España en un cayuco y ahora trabaja en una lavandería de forma legal y tiene permiso de residencia en Las Palmas de Gran Canaria, donde vive con su mujer y su hija. Abou trata de reunirse desde 2013 con su hijo de ocho años, pero el Estado le ha denegado la reagrupación familiar, ya que le faltaban unos 50 de los más de 1.300 euros necesarios para ello.

Se puso en contacto con Fátima, una marroquí de 19 años, que accedió a introducir en el país. Lo que no sabían sus padres es que pasaría la frontera dentro de una maleta. La defensa del padre, acusado de un presunto delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros con agravantes de peligro para la vida y de tratarse de un menor de edad, ha vuelto a solicitar su puesta en libertad, que ya fue denegada la semana pasada por la jueza instructora.

La Fiscalía no piensa modificar su petición de prisión provisional sin fianza al menos hasta que se conozcan los resultados de las pruebas de ADN practicadas. En paralelo, la Administración local quiere conocer dictámenes oficiales sobre la situación "real" del núcleo familiar en el archipiélago canario antes de plantearse renunciar a la tutela para proceder a su reagrupación.

ceuta

menor

TE PUEDE INTERESAR

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

OFRECIDO POR NISSAN