POLÍTICA

Ada Colau gana en Barcelona: "Es la victoria de David contra Goliat"

24/05/2015 20:00 CEST | Actualizado 25/05/2015 01:24 CEST

Ada Colau ha ganado en Barcelona. La candidata de Barcelona en Comú ha arrebatado la Alcaldía de la capital catalana al convergente Xavier Trias tras conseguir 11 concejales, uno más que él.

"Es la victoria de David contra Goliat", ha resumido Colau en su primera comparecencia tras la victoria. "La gente corriente, como hormigas, hemos demostrado que sí había alternativa", ha completado.

Además, ha pedido "responsabilidad" al resto de partidos para que primen los objetivos por encima de las "siglas" en su deseo de ser alcaldesa con "humildad" pero con "determinación", para gobernar para "toda la ciudadanía", también para aquellos que no la han votado.

Colau, cuya plataforma engloba a Podemos e ICV, ha sido recibida con gritos de "Esa, esa, esa, Ada alcaldesa" y "Sí se puede". "Teníamos una oportunidad histórica y la hemos aprovechado. Somos la lista más votada y, por tanto, yo voy a ser la primera alcaldesa de Barcelona", ha avisado. "No lo teníamos fácil: nos han difamado y calumniado, pero nosotros, con esperanza e ilusión, hemos demostrado que sí se podía", ha celebrado.

UNA "VICTORIA COLECTIVA"

Esta "victoria colectiva", ha opinado, refleja el deseo de "cambio" de los barceloneses que reclaman otra "forma" de hacer política, así como "recuperar" la ciudad para "todos" los vecinos, una ciudad en la que "no haya ciudadanos de primera y de segunda". "Quiero ser alcaldesa para gobernar al servicio de su gente, para mandar obedeciendo", ha afirmado.

Colau ha ganado así las elecciones tras iniciar carrera política el 15 de junio de 2014 con la creación de un proyecto político heredero del movimiento 15M en Catalunya que desembocó en su candidatura de BComú.

Las movilizaciones contra el Banco Mundial (2001), contra la Europa del Capital (2002) y contra la Guerra de Irak (2003) la llevaron a formar parte de experiencias locales como 'Miles de Viviendas' y 'Espai Social Magdalenas', desde donde se impulsó el 'Taller' contra la violencia inmobiliaria y urbanística que, más tarde, acogió el movimiento 'V de Vivienda' y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).

Colau fue fundadora de la plataforma y su portavoz durante cinco años y, a través de ese liderazgo, entró en contacto con los movimientos vecinales: primero, como socia de la Asociación de vecinos del Casco Antiguo; más tarde, como miembro de las juntas de la Confederació d'Associacions Veïnals de Catalunya (Confavc) y de la Federació de Associacions de Veïns de Barcelona (Favb).

Colau ha superado en un edil a la lista encabezada por el hasta ahora alcalde, Xavier Trias, que ha logrado 156.143 votos y 10 ediles, por lo que ha perdido 4 concejales respecto a las elecciones de mayo de 2011, cuando se hizo con la Alcaldía después de 32 años de gobiernos socialistas.

Ciudadanos entrará al Ayuntamiento como tercera fuerza con 5 ediles -76.133 votos-, mientras que ERC logra 5 -75.483-, el PSC consigue 4, el PP 3, y la CUP entrará con 3.

TRÍAS: "EL RESULTADO OBLIGA A REFLEXIONAR"

Mientras, el alcalde en funciones en Barcelona, Xavier Trias, ha felicitado a Colau, a quien ha llamado para darle la enhorabuena, y ha asegurado que ejercerá de "oposición constructiva" y que el resultado obliga a CiU a reflexionar.

Ante el centenar de personas que ha seguido la noche electoral en la Estació del Nord, Trias ha insistido en que el resultado "obliga a reflexionar y ver qué circunstancias" le han hecho no ser la lista más votada.

"Me sabe mal por los partidos y me sabe mal por ti, presidente, porque tener en Barcelona un voto nacionalista fuerte es importante", ha resaltado dirigiéndose al presidente de la Generalitat, Artur Mas, tras lo que ha defendido que su equipo y él han luchado al máximo para conservar la alcaldía.

CiU DOMINA EN CATALUÑA

El propio Mas ha admitido que le "preocupa" haber perdido Barcelona, pero pero ha puesto valor que CiU haya ganado en el global de Cataluña en las municipales, por la lo que ha confiado en que esta victoria sirva de "plataforma" de cara a las catalanas del 27S. En cualquier caso, él mismo admitió hace unos días que si CiU perdía en Barcelona el proceso soberanista no cuajaría en el resto de Cataluña a cuatro meses de las elecciones del 27S.

De hecho, CiU ha ganado en el conjunto de Cataluña con un 21,52% de los votos, por delante del PSC 17,06%. En cualquier caso, ambas fuerzas sufren importantes caídas respecto a las anteriores elecciones, cuando lograron un 27,12% y un 25,13%. Con todo, y como subraya La Vanguardia, los socialistas ha logrado más de 100.000 con respecto a las europeas.

Los apoyos del Área Metropolitana le han dado a los socialistas la segunda posición general, pese a que en las provincias de Girona, Tarragona y Lleida ha caído a la tercera posición, al haber sido superados por ERC.

Precisamente ERC consolida su auge al convertirse en la la tercera fuerza más votada con 16,40%, aunque pierde casi 100.000 votos respecto a las últimas europeas y queda lejos de un sorpasso en la izquierda. Por su parte, la coalición que forma ICV-EUiA, Podemos y otras (Barcelona en Comú en la capital catalana) suma el 11,79% de los sufragios y más lejos quedan PP (7,49%), Ciutadans (7,43% y presente en consistorios como Barcelona, Reus, L'Hospitalet de Llobregat y Badalona) y la CUP (7,14%), que cuestiona el poder de CiU en ciudades nacionalistas como Berga.

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, ha asegurado que toman nota porque esperaban un mejor resultado. "Reconozco que nuestros resultados podían haber sido mejores. Tomamos nota de la voz y expresión de los catalanes", ha admitido.

¿Y EL PROCESO SOBERANISTA?

Como analiza El Periódico, la lectura en clave social de todo ello es un giro a la izquierda. En cuanto al proceso soberanista, el diario subraya que abre un gran interrogante, dado que el propio Mas admitió hace apenas dos días que si CiU perdía Barcelona el proceso soberanista no cuajaría.

En un acto en el Turó de la Peira, Mas afirmó que solo imaginaba una Barcelona que fuese "del brazo" de la Generalitat en el proceso soberanista. "No lo lograremos si nos da la espalda (Barcelona); si va del brazo, a nuestro lado, sumando esfuerzos, activos, con talento y energía... entonces sí que lo podemos lograr y lo lograremos", proclamó. El líder de CiU añadió que en este momento "crucial" de la historia no podían "perder" a una ciudad "amiga" del derecho a decidir y que ha sido "aliada" de la Generalitat para resolver los problemas de la ciudadanía. Ahora queda por ver qué alianzas establecerán la CUP Y ERC en municipios como la propia Barcelona.

Hay, sin embargo, otra lectura: el 45% de votos ha ido a fuerzas soberanistas y ERC ya avisó de que una victoria de la formación de Ada Colau no se podía interpretar como un rechazo al proceso.

Los políticos votan

Elecciones autonómicas y municipales

TE PUEDE INTERESAR

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest