TENDENCIAS

Yago Bolívar: "Los soportes digitales nunca podrán emular el éxtasis que se siente al cortar o plegar papel"

01/06/2015 13:44 CEST | Actualizado 01/06/2015 13:45 CEST
PEXELS

El papel sigue siendo una herramienta imprescindible para el diseño y saber dominarlo es una tarea básica para los profesionales del sector. Por eso el pasado jueves 28 de mayo se celebró la primera edición del Día del papel en el IED Master, la escuela de posgrado del IED Madrid. Conferencias, talleres gratuitos, y exposiciones ayudaron a refrescar los conocimientos sobre uno de los materiales más utilizados por los diseñadores. Todo ello explicado por los profesionales que trabajan con él a diario. Yago Bolívar, organizador del evento, contesta a nuestras preguntas y nos habla sobre la vigencia del papel, sostenibilidad y el imprescindible packaging.

¿Con qué objetivos básicos se ha planteado este Día del papel? ¿Qué ámbito relacionado con el papel debe dominar un diseñador?

El papel es el soporte rey en el diseño gráfico y los diseñadores lo adoran a la par que lo temen porque desconocen sus particularidades. Con esta iniciativa queremos reunir a quienes mejor lo conocen: los fabricantes y distribuidores de papel, y los impresores, para que puedan explicar a los diseñadores cómo tratar adecuadamente sus diseños, cómo elegir el papel más adecuado para cada caso y qué pueden esperar de cada tipo. Además, la industria papelera renueva constantemente sus productos y a los diseñadores nos cuesta estar al día. Con esta jornada puedes ponerte al día de las últimas novedades de los principales fabricantes y distribuidores.

Al igual que ocurre con cualquier otro soporte, el diseñador debe tener control sobre el diseño de principio a fin. Conocer el comportamiento de las distintas calidades de papel le permitirá diseñar con más eficacia, menores costes, mejor resultado visual y menor impacto ambiental.

Los que no nos dedicamos a ello de forma profesional, a menudo pensamos en el diseño como en el talento creativo. No reparamos en la parte de oficio, en lidiar con el proceso de producción que es tan importante para el resultado. ¿Podríamos decir que es igual de importante que el diseñador se forme en este área?

El diseño nace en el momento en que el arte y la artesanía empiezan a trabajar con los sistemas productivos. Es fundamental que el diseñador se forme o que trabaje con alguien que tenga experiencia y conocimiento, porque el mejor diseño puede verse perjudicado si no se imprime bien y sobre el soporte adecuado. Una diferencia de apenas un centímetro en el ancho de página de un libro puede alterar de manera drástica el coste de producción de un libro, lo cual puede suponer que un proyecto sea descartado por motivos económicos. Una fotografía cambia mucho según como sea impresa y sobre qué tipo de papel, algo de vital importancia cuando hablamos de catálogos o libros de arte. Hay papeles de tacto maravilloso que no son adecuados para algunos tipos de impresión, o para ser plegados… Como cualquier profesional, el diseñador debe estar cerca de los proveedores y los productores, saber colaborar con ellos y hablar su mismo lenguaje.

¿Es la sostenibilidad uno de los retos pendientes que el diseño en papel? ¿Qué puede hacerse para mejorar en ese ámbito?

La sostenibilidad es un reto pendiente de nuestro modelo económico. Resulta muy complicado tener la conciencia tranquila cuando trabajas en producción porque hay muchos aspectos a considerar y es tan grande la cantidad de residuos que ya hay en nuestro planeta que el solo pensamiento de aportar un poco más causa escalofríos a los espíritus sensibles con este tema. En el mundo de las artes gráficas nos encontramos con un soporte cuya producción puede tener un coste medioambiental elevado (papel) y tintas y productos de limpieza que son muy contaminantes si no se gestionan adecuadamente.

Para mejorar debemos hacer un esfuerzo por estar al día en cuestiones medioambientales y liberarnos de prejuicios. Muchas empresas han utilizado el pretexto de lo "verde" para vender productos muy nocivos para el medioambiente, al igual que la industria alimenticia en ocasiones vende alimentos para cuidar la línea que en realidad engordan, confundiéndonos a todos con falsas argumentaciones. Precisamente en la charla que tuvo lugar el jueves El ciclo sostenible del papel y sus mitos de Andrea Orallo, de Aspapel, se propone aclarar qué cosas son realmente de ayuda para el cuidado del medioambiente y cuales no. También hay que plantearse nuestro hábitos de consumo: pensar bien qué cosas necesitamos consumir y producir, reutilizar todo lo que podamos y por supuesto reciclar.

El diseñador tiene la responsabilidad de que sus diseños tengan el menor impacto ambiental, y para eso es preciso aprovechar y conocer bien los soportes y los procesos productivos. En papel hay una amplia gama de productos de bajo impacto ambiental, y hay sellos de certificación tanto para estos como para las imprentas que garantizan una eficaz gestión de recursos como la energía y el agua y los residuos.

Colaboráis con la Asociación Española de Papiroflexia y la Sociedad de Collage de Madrid. ¿Puedes contarnos en qué consiste esa colaboración? ¿Siguen vivas disciplinas como la papiroflexia y el collage (con papel) en la era digital?

La Asociación Española de Papiroflexia y la Sociedad del Collage de Madrid han cedido una serie de piezas para que estén expuestas durante el Día del papel. Nos parecía muy oportuno que estuvieran presentes obras de estas disciplinas artísticas basadas en el papel, ya que ambas son muy próximas al diseño. La papiroflexia es un recurso que ayuda al diseñador a trabajar mejor el packaging, y el collage es muy utilizado como técnica de ilustración. Los soportes digitales nunca podrán emular el éxtasis que el diseñador o el artista sienten al cortar o plegar papel para hacer una obra única, ni tampoco la fascinación que esta produce a quien la admira. Son mundos distintos.

A pesar de la era digital, ¿El papel va a seguir siendo en el futuro próximo uno de los materiales más utilizados en el diseño? Es de suponer que mientras exista en packaging seguirá siendo así.

Desde finales de los años 90 se han escuchado voces de expertos anunciando el fin del soporte papel, y sin embargo solo en este año se han lanzado al menos dos revistas y un semanario impresos en España. El mundo digital es muy convulso y genera pasiones que a veces nos nublan la vista, pero el papel sigue teniendo su sitio y este es, afortunadamente, un sitio cada vez más privilegiado, ya que en líneas generales las cosas que se imprimen están más cuidadas en cuanto a diseño y contenidos. El placer que proporciona tener un libro entre las manos no se debe solo a la vista: el tacto, el olfato y a veces incluso el oído pueden intervenir.

En cuanto al packaging, el papel será difícilmente sustituido por otros soportes, ya que este ofrece las propiedades idóneas para conservar y transportar nuestros alimentos. El sector del packaging es muy dinámico ya que de él depende en gran medida el éxito o el fracaso de una gran cantidad de productos, pero los conocimientos de diseño que hay que tener y los aspectos legales que hay que conocer son muy específicos y van más allá de la formación habitual de los diseñadores. Paradójicamente en nuestro país no hay apenas formación específica en este sector, lo cual hace que las compañías españolas tengan que formar a sus empleados o traerlos de otros lugares. Por ese motivo IED Master colabora con LaCia lanzando el Curso de Especialización en Diseño Producción de Packaging, único curso en Madrid que cubre esta especialidad.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Ve a nuestra portada   Facebook   Twitter Instagram Pinterest