INTERNACIONAL

Obama y Merkel, a Grecia: "No queda mucho tiempo"

08/06/2015 18:11 CEST | Actualizado 09/06/2015 16:26 CEST

obama

Si miras la foto de arriba es muy posible que te acuerdes de Heidi y de Pedro. Pero no. Son Barack Obama y Angela Merkel, que han asistido a la reunión de las siete grandes potencias internacionales en el palacio de Elmau (Alemania).

Tras el encuentro, el presidente de Estados Unidos afirmó que Grecia tiene que "ser seria" y hacer importantes reformas que tendrán su efecto a largo plazo e irán en su propio beneficio. "Los socios del G7, y también el FMI hemos señalado que hay un sentido de urgencia para resolver la situación griega", dijo Obama.

"Se le requiere a Grecia ser seria para hacer importantes reformas, no solo para satisfacer a sus acreedores internacionales, sino en favor de los propios griegos", afirmó el presidente estadounidense.

Igualmente insistió en que la economía griega "necesita crecer y ser próspera" y subrayó que el país heleno "va a tener que tomar decisiones políticas difíciles, pero que van a tener su efecto a largo plazo".

La preocupación del G7 por la situación de Grecia y sus problemas para llegar a un acuerdo con sus acreedores internacionales (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) fue tratado durante la cumbre, aunque no fuera un asunto formalmente incluido en su agenda.

MERKEL PONE DE EJEMPLO A ESPAÑA

La anfitriona de la reunión, la canciller de Alemania, Angela Merkel, advirtió al Gobierno del primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, que "no queda mucho más tiempo" para lograr un acuerdo con las instituciones acreedoras.

Merkel ha vuelto a repetir que existen "ejemplos de éxito" de que las recetas de la troika funcionan y ha citado el caso de Irlanda, que "tuvo un programa (de rescate muy duro) y ahora es el Estado miembro que tiene mayor tasa de crecimiento" y también a España y Portugal, donde "se están creando nuevos puestos de trabajo aunque por supuesto el paro todavía es muy alto".

Merkel también dijo en la conferencia de prensa que ofreció que Atenas cuenta con la solidaridad de los demás socios europeos y también del FMI, cuya directora gerente, Christine Lagarde, se incorporó hoy a los debates de la reunión del G7, pero también recalcó que a cambio se le exige que adopten medidas.

Ambos líderes reiteraron que todos comparten el deseo de que Grecia se mantenga dentro de la zona del euro. Por otra parte, Obama negó haber hecho hoy comentario alguno sobre la fortaleza del dólar y su influencia en la economía de su país, tal como habían publicado algunos medios citando a fuentes diplomáticas francesas.

"No he dicho eso. No comento nunca sobre las fluctuaciones diarias del dólar ni de ninguna otra moneda", afirmó Obama.

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

Y ADEMÁS...

G7