Cosas que hacer en la parte de atrás de un coche

08/06/2015 10:41 CEST | Actualizado 15/06/2015 13:58 CEST

Viajar por la ciudad es mejor cuando vas acompañado. Ahora, el nuevo smart forfour te permite hacerlo en compañía de hasta tres personas más. Es un coche ágil y compacto en el que caben cuatro personas. El que va al volante ya sabemos lo que hace: conducir con precaución.

Para los nuevos que van atrás se abre todo un mundo de posibilidades.

Ignora a esos padres que tienes con pinta de haber salido de un anuncio de smart mientras cantan un temazo de Frozen como si no hubiera un mañana. Son unos adictos a llamar la atención….

Enseña a tus hijos lo que mola el heavy.

Belt Bondage. Consiste en atar a tu pareja con el cinturón de seguridad. Una vez que hayáis aparcado y, a ser posible, en un sitio discreto. Lo que ocurra después es cosa vuestra…

Martiriza a tus amigos. Un backseat driver (conductor de asiento de atrás) es aquel que se pasa todo el tiempo criticando la forma de conducir del que va al volante. Todos tenemos uno cerca. Si te aburres en la parte de atrás, puedes entretenerte a costa de los que van delante.

O a tu yerno. Haz guerra psicológica generándole un trauma de por vida.

No te pierdas lo que dejas atrás.


Pasea con tu “amiguis” por la ciudad con un café helado en las manos, de los que valen seis euros y te arruinan la dieta, mientras practicas la mirada acero azul con los peatones.


Móntatelo con Kelly Osbourne mientras cantáis juntos una canción pasadísima de Destiny’s Child. Aunque tu seas un cantante gay y ella es tu mariliendre.

Y, por supuesto, pregunta “¿hemos llegado ya?” al más puro estilo de Los Simpsons.

Una cosa que no hay que hacer: grabarte con un palo de selfie.