TENDENCIAS

Desempolva la mochila... ¡nos vamos de Interrail!

15/06/2015 07:48 CEST | Actualizado 15/06/2015 12:23 CEST
GETTYIMAGES

Este verano has decidido hacer el Interrail. Ya tienes en tus manos el billete o estás a punto de recibirlo. Es la primera vez que lo haces y la planificación te está matando. ¡Que no cunda el pánico! Planeta LowCost ha elaborado una guía con consejos para no gastarse más de la cuenta por una mala programación.

CÓMO PLANIFICAR LA RUTA

En función de los días de los que se disponga y el número de billetes, se podrá pasar dos o tres días por ciudad visitada. Así que lo primero que se debería marcar son los países/ciudades que se quieren conocer. Por ejemplo, una ruta con Global Pass de 22 días con 10 billetes podría incluir Amsterdam, Munich, Berlín, Praga, Budapest, Viena, Salzburgo y, para terminar, Milán.

Es importante tener en cuenta que el billete de Interrail no incluye los pasajes para viajar por el país. Desde Planeta LowCost recomendamos tener esto presente para buscar un vuelo lo más barato posible, tanto al país en el que se desee comenzar como desde el país en el que se termine. Aunque si se quiere que el tren sea el único medio de transporte, hay que recordar que se tiene un 30% de descuento en los billetes del país de residencia.

DÓNDE DORMIR

Los albergues juveniles son una de las mejores opciones. Hay mucha variedad y, en general, suelen tener muy buena relación calidad-precio. Si se prefiere llevar tu viaje totalmente cerrado, se puede reservar litera con antelación y chequear opiniones de otros usuarios.

Nuestro consejo es reservar el alojamiento una vez estemos en el destino anterior. Es decir, si se toma como ejemplo la ruta ya citada entre Ámsterda y Milán, una vez que se llegara a la capital holandesa y se decidiera cuántos días se van a a pasar allí, lo mejor es reservar el billete para el siguiente trayecto y, de paso, alojamiento para el próximo destino.

En las grandes ciudades no suele haber problemas para encontrar dónde dormir. Hacerlo en el tren es otra de las opciones, en este caso, habría que tener en cuenta los países a los que se quiere ir y qué destinos permitirían viajar toda la noche en el tren sin transbordos. En la ruta del ejemplo, sería posible viajar Amsterdam-Munich (con reserva de asiento) y Praga-Budapest (sin reserva de asiento) en trenes nocturnos. Si se prefiere dormir en un colchón confortable y no pagar por ello, siempre se puede recurrir al couchsourfing.

DÓNDE COMER

La mejor opción siempre va a ser la que elegiría un oriundo del lugar. Lo ideal es probar y comer la comida autóctona, pero a veces el presupuesto no lo permite y toca tirar de bocata. Llevar unos paquetitos de jamón serrano y chorizo envasado al vacío en la mochila es un buen truco para los presupuestos más ajustados.

VIAJAR EN GRUPO O EN SOLITARIO

Esta opción depende de cada uno, pero lo cierto es que cuantos menos personas compongan el grupo, menos problemas se tendrán a la hora de ponerse de acuerdo en los países que visitar, cambiar la planificación en mitad de recorrido o reservar albergues y trenes. En este caso, ya quedaría descartada la opción del couchsurfing. Un último consejo: si se va con algún amigo, una baraja de cartas serán el mejor pasatiempo en el tren.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

OFRECIDO POR NISSAN

Booking.com