POLÍTICA

Ajustada victoria de la dirección de Unió ante el sector independentista

15/06/2015 07:25 CEST | Actualizado 15/06/2015 07:25 CEST
EFE

La dirección de UDC liderada por Josep Antoni Duran Lleida ha ganado la consulta interna sobre la hoja de ruta soberanista con un escaso margen de ventaja de casi 5 puntos entre el 'sí', que ha obtenido el 50,9% de los votos, y el 'no', que ha logrado el 46,19%, lo que de facto deja el partido dividido.

Tras conocer los resultados, el secretario general de UDC, Ramon Espadaler, ha defendido que la propuesta de la dirección está legitimada y ha asegurado que la defenderá en el seno de la federación de CiU, mientras que el representante del sector crítico, partidario del 'no', Antoni Castellà, ha señalado que la diferencia es "pírrica" y que se trata, a su juicio, de un "empate técnico".

De los 4.095 militantes con derecho a voto, han participado el 64,81% (2.654 personas), de las cuales 1.351 han votado 'sí', el 50,9%, y 1.226 han optado por el 'no', el 46,19%, mientras que el 1,77% han sido votos en blanco y el 1,13%, nulos.

Son las cifras que han ofrecido los representantes del órgano de control de la consulta con los datos del 100% del escrutinio presencial más el voto por correo que ha llegado puntualmente este domingo a las mesas, pero los resultados definitivos con todo el voto por correo que queda se conocerán el próximo viernes.

LA PREGUNTA

La militancia democristiana ha votado con un 'sí' o un 'no' a la pregunta de la dirección de UDC sobre si querían que el partido siguiera en el proceso soberanista, aunque condicionado a seis criterios.

Estos son: tener como objetivo de la "plena soberanía de Cataluña" -sin hablar de independencia-; la exigencia de una mayoría de votos; el diálogo con el Estado; la seguridad jurídica cumpliendo con la legalidad y rechazando declaraciones unilaterales de independencia o procesos constituyentes al margen de la legalidad; la renuncia a escenarios que dejen a Cataluña fuera de la UE; y la preservación de la cohesión social y territorial.

La dirección había hecho campaña por el 'sí', mientras que el sector independentista se había situado en el 'no', al considerar que la pregunta era excesivamente ambigua y evitaba interrogar explícitamente por la independencia.

La diferencia entre las dos posiciones ha acabado siendo estrecha, lo que ha dejado al partido divido entre los partidarios de seguir en el proceso soberanista pero con un planteamiento más moderado y sin concretar sobre la independencia; y los que, por contra, urgen a ir hacia un Estado independiente y piden sumarse ya a la hoja de ruta en común que están diseñando ERC, CDC, la Asamblea Nacional Catalana (ANC), la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) y Òmnium Cultural.

"NO HA DIVIDIDO AL PARTIDO"

Pese a la escasa diferencia entre ambas opciones, Espadaler ha sostenido que el resultado "no ha dividido el partido" sino que UDC es una formación con "sensibilidades distintas", al tiempo que ha asegurado que se siente "satisfecho" con el aval que la militancia ha dado a su propuesta.

Espadaler, que ha comparecido junto con la cúpula del partido, a excepción de Duran, ha aseverado que serán "leales" al mandato de la militancia de UDC y que defenderán "con firmeza" dentro de la federación de CiU los criterios que figuran en el plan avalado hoy en las urnas.

En cambio, Castellà ha reclamado que la ejecutiva, que se reúne mañana, dé ya un paso para sumarse a la hoja de ruta común de CDC, ERC y las entidades soberanistas tras lo que considera un "empate técnico" por la diferencia "pírrica" de 125 votos entre 'sí' y el 'no'.

Tras una campaña intensa, la jornada de votación de hoy se ha desarrollado sin incidencias destacables.

TE PUEDE INTERESAR