TENDENCIAS

Guía de primeros auxilios caseros: cómo actuar si te quemas, te cortas o te atragantas (GIFS)

27/06/2015 22:03 CEST | Actualizado 27/06/2015 22:03 CEST
ISTOCKPHOTO

¿Sabrías cómo actuar si te quemas cocinando? ¿Le echarías pasta de dientes a la herida? ¿Y si alguien a tu lado se atraganta? Quizás en este momento ni lo sepas ni te preocupe, pero esta no es una situación tan inverosímil. Los accidentes en el hogar ocurren con mucha más frecuencia de la que pensamos. En España se producen una media anual de 1,5 millones, según recoge la encuesta de Detección de Accidentes Domésticos y de Ocio (DADO) del Instituto Nacional de Estadística.

Esto significa que uno de cada diez españoles sufre accidentes dentro de casa, siendo el verano y la Navidad las épocas de mayor riesgo, y la cocina y los exteriores los lugares más peligrosos. Los más afectados son los niños, los mayores (especialmente por encima de los 75 años) y las mujeres, y los accidentes que se repiten con más frecuencia son, por este orden, caídas, golpes contra objetos, las ya mencionadas quemaduras, intoxicaciones y asfixia.

PREVENIR PARA EVITAR

Lo llamativo de estos accidentes es que se pueden evitar en la mayoría de casos. Nuria de Argila, responsable de la Unidad multidisciplinar de úlceras y heridas crónicas del Hospital Universitario Puerta de Hierro-Majadahonda (Madrid), señala que, teniendo en cuenta los resultados de la encuesta DADO, se podría decir que "el azar, el descuido y las imprudencias aglutinan más del 85% de las causas subjetivas de accidentes domésticos". De ahí que una de sus características más relevantes sea "su potencial prevención", apunta esta especialista.

¿Y cómo se previenen? Para ello hay que adoptar una actitud AVA: advertir, valorar y adoptar una actitud segura. "Se trata de mantener una actitud preactiva en relación con la prevención de accidentes, observando continuamente el entorno para detectar cualquier riesgo y actuando antes de que se produzca el accidente", explica Mª Begoña Fernández Rodríguez, enfermera de la Unidad de Urgencias del Hospital Universitario Infanta Leonor de Madrid.

SABER ACTUAR

Pero a veces ni la buena disposición ni la prevención consiguen librarnos de estos accidentes que tienen una particularidad especial: "No suelen revestir mucha gravedad pero como las víctimas son personas muy cercanas a nosotros (o incluso nosotros mismos) es fácil ponernos nerviosos y no saber cómo actuar", añade Fernández-Rodríguez. La guía En tu hogar quiérete mucho de la Cruz Roja apunta que lo primero que debemos hacer es mantener la tranquilidad, por muy difícil que pueda parecer. Y a partir de ahí seguir una serie de pasos.

"Se resume en la conducta PAS", continúa Fernández Rodríguez. Esto es: 1) proteger de nuevos accidentes haciendo el entorno más seguro, “por ejemplo, si alguien se ha quemado con la plancha hay que desenchufarla y retirarla para evitar nuevas quemaduras"; 2) avisar si la situación es grave al 112 y 3) socorrer, "valorando el daño y actuando en consecuencia".

Para llevar a cabo este último paso, puedes tener en cuenta los consejos de esta guía:

(Sigue leyendo después de la galería...)

Guía de primeros auxilios caseros

RECUERDA:

  1. Nunca des palmadas en la espalda a una persona atragantada que está tosiendo.
  2. Si te das un golpe en la cabeza, vomitas, sangras o te mareas, llama cuanto antes al 112.
  3. No apliques pasta de dientes, ni ningún ungüento extraño, sobre una quemadura.
  4. Las pomadas, los polvos, los antibióticos y los remedios caseros están prohibidos en caso de cortes.
  5. Y no provoques el vómito a una persona que se haya intoxicado por ingestión

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Ve a nuestra portada   Facebook   Twitter Instagram Pinterest

OFRECIDO POR NISSAN