POLÍTICA

Morón será base permanente de EEUU para operaciones en África

19/06/2015 13:01 CEST | Actualizado 19/06/2015 13:01 CEST
EFE

El Consejo de Ministros ha pedido hoy que se remita al Congreso por vía urgente el acuerdo que el miércoles firmó con EEUU, por el que cambia el estatus de la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla), de instalación temporal a permanente, con África como zona esencial de despliegue. ¿Pero qué implica exactamente el pacto que se ha estado afinando durante los últimos cuatro meses? Estas son las claves:

MÁS MILITARES ESTADOUNIDENSES

El acuerdo permite una presencia de hasta 2.200 militares y 500 civiles en las instalaciones sevillanas. En caso de crisis, el despliegue autorizado será de hasta 3.000 efectivos. Hasta 26 aeronaves podrán trasladarse, igualmente. Washington, por ahora, no tiene previsto llegar a estas cifras y se prevé que las cosas no cambien de inmediato en la base, ha indicado el Pentágono. El pasado 17 de abril el Gobierno prorrogó por un año el despliegue temporal en la base de 850 marines estadounidenses, así como la presencia de 12 aviones de transporte, otros cuatro de repostaje y otra aeronave de apoyo, que es lo que había hasta ahora. Esa prórroga -firmada dos días antes de que finalizara el plazo- daba tiempo para seguir negociando el acuerdo que ahora ya es definitivo. Se venía firmando anualmente desde 2012.

MÁS INVERSIÓN PERO... ¿MÁS EMPLEO?

Está previsto que el Ejecutivo norteamericano invertirá 29 millones de euros en obras de mejora de la base de Morón, cuando hasta ahora venía invirtiendo unos 15. Sin embargo, el comité de empresa de los trabajadores españoles en la instalación sostienen que se oponen "frontalmente" al convenio porque "no especifica nada" sobre los nuevos empleos que puede generar. Es más, recuerdan que con el aumento de soldados en la base se ha vivido, en paralelo, una reducción de empleados locales, 240 despedidos en total. Temen que las grandes obras que haya que hacer para recomponer la base de cara a sus nuevos cometidos será encargadas a contratas norteamericanas, que vendrán a España, harán su labor y se marcharán, sin que el dinero cale en Morón. La Delegación del Gobierno en Andalucía insistía ayer en que "sí va a repercutir" el acuerdo en la generación de empleo en la zona.

¿PARA QUÉ LO QUIERE EEUU ?

La nueva "base permanente" de las fuerzas estadounidenses le permitirá estar preparado ante "crisis, contingencias de ámbito limitado y operaciones logísticas" para proteger sus instalaciones, personal y ciudadanos en el norte y oeste de África; la zona se está convirtiendo en uno de los mayores avisperos del mundo a causa, especialmente, de la aparición de grupos yihadistas afines al autodenominado Estado Islámico, en el Magreb y el Sahel.

Desde el ataque al Consulado de EEUU en Benghazi en 2012, EEUU buscaba un emplazamiento en África para esta fuerza de despliegue rápido, que situó con carácter temporal en Morón hasta que encontrase otra alternativa. Finalmente, decidió quedarse en Morón, ampliando lo existente.

SOBERANÍA "GARANTIZADA"

"La soberanía de España queda garantizada", han repetido constantemente la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Exteriores español, José Manuel García-Margallo. El acuerdo recoge que el Gobierno español deberá autorizar todas las operaciones unilaterales de EEUU y para las bilaterales o multinacionales se requerirán consultas previas entre los ministros de Defensa de ambos países. "Esto sirve para defender a Occidente, pero también para defender a España, porque la amenaza terrorista es algo que nos atañe a todos, y a nosotros más que a ninguno, porque formamos parte de la frontera sur de Occidente", dice Margallo.

LA NO VISITA DE KERRY

El convenio debería haberse firmado el pasado 31 de mayo en la que iba a ser la primera visita a España del secretario de Estado norteamericano, John Kerry. Sin embargo, un accidente de bici que le causó una fractura de fémur impidió su viaje y la firma al más alto nivel, con Margallo y el rey Felipe VI. La visita -el estreno en España de Kerry, donde no viaja un secretario de Estado desde julio de 2011, con Hillary Clinton- iba a ser un visto y no visto, menos de 24 horas. Fuentes diplomáticas reconocen que EEUU quería acelerar la firma para que no se dejara para otoño, a la vuelta de las vacaciones, ante el temor de que llegue un nuevo Gobierno a La Moncloa que sea contrario a la ampliación del convenio. Ya está hecho.

Y ADEMÁS...

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

NOTICIA PATROCINADA