TENDENCIAS

El día a día de una enfermera en apuros, en viñetas (FOTOS)

29/06/2015 08:02 CEST | Actualizado 29/06/2015 08:02 CEST
PLANETA

— (Voz hiperamable) "¡Hola, soy tu supervisora! ¿Estás libre esta tarde? Me ha fallado una enfermera y necesito que vengas urgentemente a hacerme el turno. Ya que estamos en faena, ¿te importaría doblar el viernes? ¿Y hacer la noche del sábado?"

Este es uno de los diálogos (más bien, monólogo) de las viñetas basadas en hechos reales de Ana Polegre, recogidas en el libro que acaba de publicar Enfermera en apuros (Zenith). En él ha unido sus dos vocaciones —la enfermería y la ilustración— para reflejar el día a día de estos profesionales sanitarios con un toque ácido y divertido.

Su proyecto comenzó hace un año, tras presentarse al EIR, la oposición para ser Enfermero Interno Residente. En ese momento de espera para saber si había conseguido una plaza o no, estaba sin trabajo y decidió ponerse a garabatear. "Había dibujado de pequeña, como todos, con más o menos gracia", explica Polegre a El Huffington Post. "Tuve la idea de ir plasmando en un blog mis vivencias y vi que funcionaban muy bien. La gente se reía mucho".

De ahí nació su libro, del que puedes ver a continuación algunas viñetas:

(Sigue leyendo después de las imágenes...)

  • PLANETA
  • PLANETA
  • PLANETA
  • PLANETA
  • PLANETA
  • PLANETA


Pese a los casos que retrata en algunas viñetas, asegura que "los pacientes en general se portan muy bien. En este trabajo sueles coger a la gente en el peor momento de su vida. Necesitan apoyo, que los escuches, que no los juzgues...". Por eso su definición de enfermera en apuros es aquella que cura la herida justo antes de que el cirujano quiera destaparla o la que traduce el lenguaje médico al paciente y sus familiares.

Polegre se ríe al recordar su mayor apuro como enfermera. "Iba a poner mi primera intramuscular, una inyección en un culete y el paciente se desmayó. Luego descubrimos que tenía aprensión y se mareaba siempre que iban a ponerle una", cuenta.

Ahora se dedica a tiempo completo a la tienda online de productos para enfermeros diseñados por ella que ha puesto en marcha junto a su pareja. Porque sí, decidió rechazar la plaza que había conseguido. En ocasiones reconoce que echa de menos la profesión, "sobre todo la UVI y Urgencias y su adrenalina", pero asegura estar llena de ideas para seguir poniendo un toque de humor a la enfermería.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest