INTERNACIONAL

Solar Sister y el reto de iluminar la noche africana

02/07/2015 11:49 CEST | Actualizado 02/07/2015 11:50 CEST

1.600 millones de personas todavía no tienen acceso a electricidad. El 70% de estas son mujeres, un grupo que ya está marginado económica y socialmente en países menos desarrollados. Katherine Lucey trabajó durante más de veinte años como banquera de inversiones en el sector de la energía, hasta que en 2009 dejó su trabajo y fundó Solar Sister, una compañía que hoy da oportunidades económicas a más de mil mujeres en Uganda, Tanzania y Nigeria.

Para muchos, la luz es un lujo inaccesible. Según el Banco Mundial, solamente el 14,6% de la población de Uganda tiene acceso a electricidad. En Tanzania, solo el 14,8% lo tiene, mientras que en Nigeria la cifra es 48%. Muchos de los ciudadanos de estos países solo pueden usar velas o lámparas de queroseno, líquido que resulta caro y nocivo si su humo es aspirado. Solar Sister busca resolver este problema, usando un sistema de ventas directas.

Proveen a sus vendedoras, mujeres africanas buscando un trabajo estable, con productos de energía renovable, fundamentalmente lámparas solares pero incluyendo también cargadores para móviles y cocinas eficientes (productos que reducen el riesgo de incendios), en un kit de ventas, un “negocio en bolsa”, con el que pueden comenzar a vender de inmediato. Las mujeres venden estos productos a vecinos y amigos, haciendo de sus comunidades lugares más seguros y modernos.

UNA FUENTE DE INGRESOS CONSTANTE

Las mujeres asociadas a Solar Sister pueden salir adelante gracias a su propio trabajo. En vez de recibir caridad, participan activamente en su empoderamiento. Además, para personas que, siendo agricultores, obtienen su dinero en dos pagas al año, tener una fuente de ingresos constante los ayuda a subsistir antes de las cosechas.

Las mujeres ganan entre 9 a 180 euros mensuales. Aunque este monto no es suficiente para abastecerlas a ellas y a sus familias, sirve como un complemento muy valioso. La compañía afirma que las mujeres invierten el 90% del dinero en su familia. Solar Sister no solo ayuda al medio ambiente ni a la seguridad, entonces, sino también a responsablemente contribuir a la educación de los hijos de las emprendedoras.

Solar Sister sigue brillando en África y representa un cambio muy necesitado en el continente, pero siguen buscando crecer. Del 12 al 18 de julio, se llevará a cabo un evento, el Solar Sister Summit, en el que un grupo de Solar Sisters ascenderá el Kilimanjaro, para recaudar fondos con el propósito de integrar a 1.000 mujeres más al sistema de emprendedoras. Hasta ahora han conseguido donaciones excediendo los 20.000 euros en el portal CrowdRise, pero siguen lejos de su meta de más de 450.000 euros. Esperamos que puedan conseguir los fondos que necesitan y puedan seguir su obra.

¿CONOCES ALGUNA HISTORIA POSITIVA A TU ALREDEDOR? AVÍSANOS

  • Sólo tienes que enviarnos un mail a participa@huffingtonpost.es y escribir "Así sí" en el asunto.
  • Si no quieres escribirnos, puedes dejar tu historia en los comentarios de esta noticia o por mensaje privado en Facebook.
  • Si no conoces a nadie, puedes ayudarnos compartiendo esta noticia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

OFRECIDO POR NISSAN