INTERNACIONAL

El papa, al recibir el crucifijo de Evo Morales: "No está bien eso"

09/07/2015 18:54 CEST | Actualizado 09/07/2015 18:55 CEST

El gesto serio del papa Francisco reflejaba que no le había hecho mucha gracia el crucifijo con la hoz y el martillo que este miércoles le regaló Evo Morales, presidente de Bolivia. Sus palabras lo confirman.

"No está bien eso", se le escucha decir al pontífice cuando ve el objeto en las manos de Morales. El papa está de visita en varios países de América Latina y recorrió el palacio de Gobierno en la ciudad de La Paz. El crucifijo se trata en realidad de "una reproducción de una que hizo el sacerdote jesuita español Espinal, asesinado en 1980 por paramilitares por su compromiso con las luchas sociales en Bolivia, y a quien Francisco dedicó un homenaje cerca del lugar donde hallaron su cadáver".

Con todo, el crucifijo tallado sobre una hoz y un martillo ha provocado las críticas de opositores que consideraron el obsequio como algo "vergonzoso" que sorprendió al pontífice.

El diputado opositor Bernard Gutiérrez dijo a Efe que el presidente "Morales se ha equivocado" porque esa figura usada por Espinal tiene antecedentes muy particulares que se entienden en Bolivia, pero en el exterior solo puede generar sorpresa.

"Creo que ha generado una reacción adversa del papa. La expresión del papa (al recibir el regalo) lo dice todo y eso también está circulando por el mundo", dijo Gutiérrez.

"SÓLO EN BOLIVIA"

"Sólo en Bolivia se regala un Cristo crucificado en una hoz y martillo, símbolo del comunismo ateo! Vergonzoso!", dice en su cuenta de la red social Twitter la exparlamentaria opositora boliviana Alejandra Prado.

"Al Cesar lo del Cesar y a Dios lo de Dios. No se puede poner a Cristo sobre la hoz y el martillo. Sorprendieron al PapaFrancisco Bolivia", dice también en Twitter Centa Reck, otra exsenadora opositora.

"El culmen de la soberbia es manipular a Dios al servicio de ideologías ateas... Hoy, una vez más: CristoCrucificado", dice, también en Twitter, el obispo de la diócesis española de San Sebastián, José Ignacio Munilla.

El regalo ha dado mucho de sí en las redes sociales.

Y TAMBIÉN...

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter