NOTICIAS

El Parlamento griego aprueba por mayoría la propuesta del Gobierno de Tsipras para solicitar el rescate

11/07/2015 10:49 CEST | Actualizado 11/07/2015 10:49 CEST
EFE

Como dos semanas atrás, cuando se aprobó el referéndum sobre los acreedores europeos, el primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, ya ganado esta madrugada otra votación en el Parlamento de su país. Esta vez la Cámara ha dado mandato al Ejecutivo de Syriza para continuar negociando con Bruselas, con la última propuesta de acuerdo presentada este jueves por Atenas como base de debate. En medio, dos semanas de corralito y un refrendo en el que, con más del 60% de los apoyos, los ciudadanos dijeron que no a las duras condiciones de los prestamistas.

La votación ha salido adelante con los votos a favor de 251 diputados, mientras que 32 votaron en contra y 8 se abstuvieron. Estas abstenciones procedieron en su totalidad de los diputados del gubernamental Syriza, como el ministro de Energía y líder de la corriente más izquierdista del partido, Panayotis Lafazanis, y la presidenta del Parlamento, Zoé Konstandopulu.

Además de la gran mayoría del izquierdista Syriza y de los diputados de su socio de Gobierno, votaron a favor el nacionalista Griegos Independientes, los conservadores de Nueva Democracia, el centrista To Potami y el socialdemócrata de Pasok.

En cambio, los neonazis de Amanecer Dorado, los comunistas del KKE y dos diputados de Syriza se posicionaron en contra.

Antes de la votación y ante el anuncio de que algunos de los diputados de Syriza no iban a secundar el mandato, el primer ministro Tsipras hizo una corta intervención para llamar a la unidad. Afirmó que el procedimiento era necesario para que el ministro de Finanzas, Euclides Tsakalotos -el sustituto de Yanis Varoufakis, dimitido tras el referéndum-, tuviese el máximo apoyo de cara a obtener el mejor resultado posible.

"El voto a favor de los diputados del Gobierno es el mínimo de confianza que se puede mostrar hacia el Gobierno y el primer ministro", dijo Tsipras.

El Gobierno decidió pedir al Parlamento su mandato para seguir con las conversaciones, tras enviar a los representantes de las instituciones (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) el nuevo paquete de reformas que incluye aumento de impuestos, de las cotizaciones sociales y reducciones de las pensiones.

"CONCESIONES" PARA QUEDARSE EN EL EURO

Al inicio de la sesión, el primer ministro señaló que el Gobierno ha hecho muchas concesiones en la propuesta enviada a los acreedores respecto a su programa inicial, a cambio de mantener al país en el euro y conseguir financiación, un paquete de inversiones y la reestructuración de la deuda.

"No quiero ocultar la verdad. El acuerdo que se debatirá en el Eurogrupo está lejos de nuestro programa", aseguró Tsipras.

"Debemos admitir que lo que nos piden es difícil. Mejor que el ultimátum, pero difícil", remarcó y añadió que ahora el país tiene "por primera vez la posibilidad de hacer desaparecer la discusión sobre el grexit (la salida de Grecia del euro)".

Los líderes del conservador Nueva Democracia, Vangelis Meimarakis, del centrista To Potami, Stavros Theodorakis, y la líder del socialdemócrata Pasok, Fofi Yenimatá, respaldaron en sus intervenciones al Gobierno para que logre un acuerdo, aunque sujeto a un resultado que garantice la permanencia en la eurozona.

MEDIDAS "DOLOROSAS" PERO NECESARIAS

"Las medidas dolorosas son necesarias para el país. Esperamos que lleguen al mejor acuerdo posible. Estamos con ustedes en este camino", dijo Meimarakis.

Theodorakis destacó que espera que el primer ministro "haga todo lo posible para mantener al país en Europa".

Tras conseguir luz verde en la Cámara, el Gobierno espera ahora obtener el visto bueno del Eurogrupo que examinará hoy la propuesta.

"UN SÓLIDO MANDATO"

El primer ministro griego Tsipras, tras la votación, ha dicho contar con un "sólido mandato" para hacer frente a las negociaciones con los acreedores internacionales.

En una declaración que ha sido difundida en torno a las 5.00 horas de la madrugada (una hora más que en la España peninsular), ha dicho que tiene un "firme mandato para completar las negociaciones para lograr un acuerdo económicamente viable y socialmente justo".

Sin embargo, el primer ministro no ha realizado ninguna mención sobre los miembros de su propio partido que se han abstenido en la votación, entre los que destacan el presidente del Parlamento, Zoe Constantopoulou, y el ministro de Energía, Panagiotis Lafazanis. "La prioridad ahora es tener un resultado positivo de las negociaciones", ha sentenciado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...



Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

NOTICIA PATROCINADA