POLÍTICA

Mueren ocho personas por un incendio en una residencia de ancianos en Cuarte de Huerva (Zaragoza)

12/07/2015 10:24 CEST | Actualizado 12/07/2015 19:12 CEST
EFE

Drama mayúsculo en Cuarte de Huerva (Zaragoza). Ocho personas han muerto en el incendio que se ha producido en la residencia de ancianos Santa Fe. Otras 12 personas han resultado heridas y, al menos una de ellas, se encuentra en la UCI. Una de las supervivientes ingresadas ahora es la cuidadora de los ancianos.

El fuego, según han informado fuentes del Cuerpo de Bomberos de Zaragoza, ha comenzado al filo de la medianoche. Dos de las habitaciones del centro han quedado calcinadas pero las llamas no han salido al exterior. Al parecer, los fallecidos lo han sido por inhalar humo, no han muerto calcinados.

Esta residencia privada ocupa tres plantas y puede acoger a una veintena de residentes. El fuego podría haberse originado en un colchón en el segundo piso. Una de las ancianas, dice la Guardia Civil, podría haber causado el fuego, en una habitación vacía. La Benemérita ha matizado que todavía no se puede precisar si el fuego ha sido intencionado o fortuito.

Hasta el lugar del siniestro se han desplazado efectivos del Cuerpo de Bomberos de Zaragoza, además del consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, y el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde.

Los heridos han sido trasladados los hospitales Miguel Servet, Clínico y Royo Villanova de Zaragoza.

EL MÁS GRAVE EN 15 AÑOS

El incendio registrado hoy en un geriátrico de Zaragoza es el que mayor número de víctimas mortales ha causado en una residencia de ancianos en España en los últimos 15 años.

Además de los fallecidos, otros doce ancianos han resultado heridos por el fuego registrado la pasada noche en la residencia privada de Santa Fe, de Cuarte de Huerva, a 6 kilómetros de Zaragoza.

Desde el año 2000, al menos 47 personas han muerto por incendios de este tipo en España, incluidas las últimas víctimas.

Hasta este trágico suceso de Zaragoza, el fuego que costó más vidas en una residencia se produjo el 9 de febrero de 2010, cuando siete personas fallecieron y diez resultaron heridas en un incendio que se inició poco antes de la medianoche en una residencia de ancianos en Sevilla. Un fallo eléctrico sin negligencia humana fue la causa del siniestro.

Otras cinco personas -cuatro hombres de entre 30 y 80 años, y una mujer de 50- murieron el 28 de marzo de 2006, todos ellos enfermos mentales, en el incendio declarado en la residencia de la tercera edad de San Lorenzo de Brindis de Massamagrell (Valencia).

El 1 de mayo de 2007 tres ancianos perdieron la vida debido a las quemaduras sufridas en el fuego ocurrido un día antes en la residencia "Reyes Católicos" de Utiel (Valencia); las llamas fueron causadas por un cigarrillo mal apagado que prendió en un sofá.

Otros dos ancianos fallecieron en 2008 debido a las heridas sufridas el 13 de marzo en un geriátrico de la localidad madrileña de Ciempozuelos, y otro en un incendio declarado el 25 de abril en una residencia de Moncada (Valencia) que, al parecer, fue originado por la propia víctima.

El 21 de noviembre de 2009 un hombre de 74 años sufrió quemaduras muy graves en la residencia de ancianos "Don Quijote" de Tomelloso (Ciudad Real), a consecuencia de las cuales murió al día siguiente.

El 23 de marzo de 2011, otro anciano perdió la vida y otras ocho personas resultan intoxicadas por humo a consecuencia de un incendio declarado en la residencia de la tercera edad "Amelias Piedras Millán", de la localidad de Picanya (Valencia). Un cigarrillo que fumaba el fallecido, posible causa del suceso.

Al año siguiente, el 30 de abril, un hombre de 52 años, que necesitaba de silla de ruedas para moverse, falleció al resultar afectado por las llamas del incendio declarado en la residencia municipal de la localidad salmantina de Aldeadávila de la Ribera.

Otro anciano falleció el 3 de noviembre en un incendio en la residencia de ancianos Vitalia, en la localidad sevillana de Écija. El muerto era el compañero de habitación del que presuntamente provocó el incendio con un cigarrillo que fumaba mientras estaba en la cama.

Una colilla mal apagada fue también la posible causa del fuego declarado el 10 de marzo de 2014 en el que un matrimonio de 75 y 78 años murió en su habitación de la residencia de ancianos "Reina Sofía", situada en el municipio madrileño de Las Rozas.

Y ADEMÁS...

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

NOTICIA PATROCINADA