INTERNACIONAL

Luis de Guindos pierde la votación a presidente del Eurogrupo frente a Dijsselbloem

13/07/2015 18:04 CEST | Actualizado 13/07/2015 19:02 CEST

Luis de Guindos ha perdido la votación para ser presidente del Eurogrupo. Ha salido reelegido el holandés Jeroen Dijsselbloem para continuar con su puesto otros dos años y medio, como ha anunciado él mismo a través de Twitter. "Agradezco a mis colegas por su apoyo y cooperación", ha dicho.

España se jugaba bastante en esta elección. Si ganaba, suponía que el Gobierno recibía un aval y un reconocimiento a su política económica. Se trataba, además, de recuperar un puesto de poder en Europa, después de haber perdido en 2012 su silla en el consejo del BCE y haber conseguido solo un cargo de importancia media en el Colegio de comisarios europeos (Arias Cañete, en la Dirección General Energía).

Perder la votación puede considerarse un fracaso del Gobierno, como señala el corresponsal de El Español en Bruselas.

El voto ha sido secreto, pese a que Madrid había expresado su preferencia por un voto "transparente". El ministro español, que se había mostrado "optimista" antes de la reunión, ha aceptado con deportividad su derrota, como recoge este vídeo grabado por el corresponsal de El Mundo: "En estas cuestiones en la vida hay veces que se gana y veces que se pierde. Evidentemente todo teníamos mucha ilusión en este tema. Saldrán otras cosas y yo estoy convencido de que España se merece tener más representación".

Dijsselbloem partía como favorito, a pesar de que España contaba aparentemente con el apoyo de Alemania. Las últimas semanas de la crisis griega, sin embargo, habían empañado la imagen del holandés e incluso Francia, uno de los países que le respaldaban, había dejado ver su malestar por considerar que no había hecho lo suficiente para recomponer las negociaciones tras el referéndum.

QUÉ HACE EL EUROGRUPO

La presidencia del Eurogrupo, el foro informal de los ministros de Economía y Finanzas de los países del euro, ha contado hasta ahora con dos presidentes: el luxemburgués Jean-Claude Juncker -ahora presidente de la Comisión Europea- y el holandés Jeroen Dijsselbloem.

En los últimos años, el Eurogrupo ha asumido un papel relevante como autoridad de gobierno económico, como demuestra su actividad ante la crisis financiera internacional y, en especial, durante la de Grecia.

A lo largo de su gestión, Juncker, actual presidente de la Comisión Europea, tuvo que afrontar el estallido de la crisis del euro, que afectó a varios países de la eurozona con dificultades para refinanciar su deuda pública sin ayuda económica externa. En este periodo, la Unión Europea (UE) aprobó cinco planes de rescate económico, dos a Grecia y uno a Portugal e Irlanda, además de un programa de ayuda financiera a la banca española. Posteriormente, ya bajo el mandato de Dijsselbloem, se concedió también un rescate a Chipre.

En la actualidad, el Eurogrupo tiene sobre la mesa la petición por parte del Gobierno de Grecia de un tercer programa de rescate hasta 2018 y por una cuantía que estaría entre 82.000 y 86.000 millones de euros.

Los países afectados han tenido que aplicar reformas y ajustes, entre ellos recortes salariales y de prestaciones y aumento de impuestos, para poder reducir su déficit público.

ESPAÑA CONTRA DIJSSELBLOEM

Jeroen Dijsselbloem, ministro de Finanzas holandés, es el presidente del Eurogrupo desde enero de 2013. Fue el único candidato que se postuló para suceder a Juncker y obtuvo el voto favorable de todos los miembros de este foro informal salvo de España, que no le respaldó.

El holandés, cuestionado por su poca experiencia política europea en ese momento, se ha curtido en el puesto con las crisis y su gestión de las negociaciones con Atenas en la última recaída de ese país le ha granjeado múltiples apoyos. Entre ellos, el reconocimiento de su antecesor, Juncker, quien recientemente calificó de "impecable" esa gestión.

Precisamente el segundo 'Mr.Euro' de la eurozona adoptó un estilo muy diferente al de Juncker, con quien tiene una relación cordial, que se ha tensado en algunos momentos como cuando el año pasado dijo del actual presidente de la CE que era un "fumador y bebedor inveterado" en un programa humorístico holandés.

SOCIALDEMÓCRATA AUSTERO HOLANDÉS

Perteneciente al grupo socialdemócrata europeo, Dijsselbloem es un firme defensor del rigor presupuestario y apuesta por una línea de política de austeridad de su antecesor, que le ha hecho contar mayoritariamente con el respaldo de socios del euro como Alemania, Finlandia, Austria y los países Bálticos, entre otros.

Su mandato, en el que se aprobó el rescate financiero de Chipre en marzo de 2013, ha coincidido con el fin de la recesión y una etapa de relativa estabilidad financiera. Irlanda abandonó el programa de asistencia europea en diciembre de 2013 y Portugal en mayo de 2015. Además la ayuda al sector financiero español finalizó en enero de 2014.

A Dijsselbloem le tocó ver en Atenas la muerte en directo de la troika, el nombre que en el lenguaje comunitario se le da a la CE, al Banco Central Europeo (BCE) y al Fondo Monetario Internacional, y que ahora simplemente se llaman instituciones, cuando el exministro Yanis Varoufakis declaró que no era una interlocutora válida.

VER ADEMÁS

NOTICIA PATROCINADA