NOTICIAS

El Eurogrupo elige presidente entre Dijsselbloem y Guindos

13/07/2015 08:11 CEST | Actualizado 13/07/2015 08:11 CEST
REUTERS

El Eurogrupo, el órgano formado por los ministros de Economía y Finanzas de los 19 países que comparten el euro, tienen en la agenda de su reunión de este lunes elegir a su nuevo presidente. El holandés Jeroen Dijsselbloem, que ocupa la Presidencia y quiere repetir mandato, se enfrenta al español Luis de Guindos.

La decisión estaba prevista para hacer un mes, pero la crisis griega la aplazó. Guindos buscó entonces apoyos a contrarreloj. Alemania está con él, mientras Dijsselbloem espera contar con Francia e Italia, aunque París ha dejado ver su malestar por su gestión de la crisis griega, según Europa Press. El ministro español ha pedido que la votación no sea secreta.

Guindos defiende que "España ha marcado un ejemplo dentro de la Unión", y por eso merece el puesto. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del viernes 10 de julio dijo: "Hace tres años éramos el principal problema, una amenaza mayor que Grecia. Y ahora somos la economía que más crece, y eso tienen un valor muy muy especial".

En esta elección el Gobierno de España se juega mucho. Explicamos por qué:

QUÉ ES EL EUROGRUPO

El Eurogrupo no es una institución. Es un ente informal, una reunión periódica de los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona que está al margen de mecanismos de control democrático. Mientras la Comisión Europea y sus comisarios son examinados por el Parlamento Europeo, y buena parte de las decisiones del Consejo Europeo tienen que ser refrendadas por esa cámara elegida por sufragio directo, el Eurogrupo va por libre.

Yanis Varoufakis denunció en su última entrevista como ministro de Finanzas griego, en El Mundo, la falta de democracia de este ente: "El Eurogrupo, por ejemplo, toma todas las decisiones que afectan a nuestras vidas. Pues bien: no existe sobre el papel, es un organismo que no existe. El otro día pregunté si el presidente del Eurogrupo podía ignorar la regla que funciona desde hace 15 años y por la cual todas las decisiones de ese organismo se deben de tomar por unanimidad. Y nos respondieron diciendo que el Eurogrupo no es un organismo formalmente constituido, en el sentido de que oficialmente y sobre el papel no existe. Nos quedamos boquiabiertos, porque es increíble".

La primera reunión fue el 4 de junio de 1998, pero su enorme poder empezó a ser evidente con la crisis de la deuda y los rescates de Irlanda, Grecia, Chipre, Portugal y España. "En los últimos cinco años ha sido la institución que ha coordinado las negociaciones, los rescates o las relaciones con el FMI o el BCE", explica El Mundo.

CÓMO FUNCIONA

Se reúne normalmente una vez al mes, la víspera del Ecofin -el órgano formado por los ministros de Economía y Finanzas, pero de los 28 Estados de la UE-, aunque si hace falta, se reúnen con más frecuencia o mantienen euroconferencias. Tanto la Comisión Europea como el Banco Central Europeo (BCE) participan en las reuniones, según el protocolo 14 del Tratado de Lisboa. A veces invitan también al director del Mecanismo de Estabilidad Europeo y al Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Eurogrupo decide la estrategia monetaria de la eurozona, pero también se ocupa de asuntos más amplios que pueden tener un impacto en en las políticas fiscales, monetarias y estructurales de los Estados miembro del euro.

CÓMO SE ELIGE AL PRESIDENTE

Los ministros eligen al presidente del Eurogrupo, para un mandato de dos años y medio, por mayoría simple. Si este no puede cumplir sus funciones, le sustituye en el cargo el ministro del Estado miembro que en ese momento ocupe la presidencia rotatoria del Consejo. Y si ese Estado no es miembro del Eurogrupo, reemplazará al presidente el siguiente en la lista para dirigir el Consejo. Así era de hecho cómo se elegía a los presidentes antes.

Ser el presidente no conlleva un gran poder per se dentro del Eurogrupo, pero da visibilidad y permite codearse con las más altas instancias europeas. Su función consiste en organizar y dirigir las reuniones, y presentar los resultados tanto a la prensa como al Ecofin. También redacta el programa de trabajo, que es semestral, y representa al Eurogrupo en foros internacionales.

QUIÉN ES EL PRESIDENTE AHORA

Jeroen Dijsselbloem, ministro de Finanzas de Países Bajos, ocupa la Presidencia desde el 21 de enero de 2013, y su mandato expira el 21 de julio. Es el segundo presidente permanente del ente y sustituyó al luxemburgués Jean-Claude Juncker -ahora presidente de la Comisión Europea-, que estuvo en el cargo desde 2005.

España fue el único país que votó en contra de Dijsselbloem, del partido Laboral holandés (PvdA), porque se consideraba "infrarrepresentada en las instituciones comunitarias". Le apoyó Berlín, porque Holanda ha sido fiel discípulo de los objetivos del déficit y la deuda. París se mostró reticente en principio, pero lo prestó su respaldo a cambio de que presentara los detalles de su programa de trabajo para su mandato. Dijsselbloem manifestó su compromiso entre la disciplina presupuestaria y la solidaridad.

Tras un fuerte tropiezo inicial en la gestión del rescate de Chipre -en el que en un primer momento se impusieron quitas a los depósitos de menos de 100.000 euros, que teóricamente cuenta con garantía en la UE y luego se rectificó- su gestión ha sido valorada positivamente por la mayoría de Estados miembros, en particular en las negociaciones con Grecia.

POR QUÉ LE INTERESA A ESPAÑA PRESIDIR EL EUROGRUPO

Para el Gobierno, llegar a la Presidencia supone recibir un aval y un reconocimiento a su política económica. Sería, además, una forma de recuperar un puesto de poder en Europa, después de haber perdido en 2012 su puesto en el consejo del BCE y haber conseguido solo una silla de importancia media en el Colegio de comisarios europeos (Arias Cañete, en la Dirección General Energía).

Guindos cuenta esta vez con el apoyo de Berlín, pero en su contra tiene que un presidente de Eurogrupo popular rompería el equilibrio de poder en las instituciones Europeas entre conservadores y socialdemocrátas. Al frente de la Comisión y el Consejo Europeo están Jean-Claude Juncker y Dondald Tusk, ambos adscritos al partido Popular Europeo, mientras los socialdemócratas tienen a Martin Schulz en el Parlamento Europeo y, hasta ahora, a Dijsselbloem en el Eurogrupo.

El PSOE, a pesar de que considera que Guindos ha defendido "políticas equivocadas" para hacer frente a la crisis, apoya su elección como presidente. César Luena, secretario de Organización del partido, lo justificó así: "Siempre apoyamos en los ámbitos internacionales a los españoles, aunque tenga políticas equivocadas, porque lo que deseamos es que si fuera elegido, rectifique y eso venga bien a Europa y a España".

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, rechaza apoyar a Guindos, y pide que los representantes del sur no actúen como "ministros de Angela Merkel", como a su juicio ha hecho Mariano Rajoy. En su Twitter, dejó clara su postura.

QUÉ PROMETEN CADA UNO

En su carta de motivación para ser elegido, Guindos destaca su experiencia al frente de la gestión económica en España tras conseguir sacar al país de "la crisis más severa" de la historia moderna y se muestra convencido de ser capaz de fortalecer las perspectivas de crecimiento de la eurozona.

Dijsselbloem propone reformar las economías nacionales de forma concertada y, en paralelo, reforzar la unión monetaria. Sugiere hacer una evaluación comparativa de indicadores estructurales en los presupuestos, tales como el porcentaje del gasto para educación y crear "consejos nacionales de competitividad". También recomienda sustituir las largas listas de recomendaciones por países por una "lista limitada de reformas para un periodo plurianual".

VER ADEMÁS

  • Merkel apoya al "excelente" De Guindos para la presidencia del Eurogrupo
  • España tiene "apoyos y razones" para ocupar la presidencia de Eurogrupo
  • Luis De Guindos, el peor ministro de Economía según el 'Financial Times'
  • Guindos tendrá que esperar para presidir el Eurogrupo