INTERNACIONAL

Bomba desactivada: 7 claves del acuerdo nuclear con Irán

14/07/2015 22:11 CEST | Actualizado 15/07/2015 11:46 CEST
REUTERS

"Pacto histórico". "Un nuevo camino". "Una oportunidad". "Un mundo más seguro". Son algunos de los calificativos que se han dedicado al acuerdo sobre el programa atómico iraní. Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania, a un lado. Irán, al otro. El objetivo: acabar con la amenaza de la bomba atómica, la gran pesadilla de occidente.

Irán tendrá limitada su capacidad de enriquecimiento de uranio, supervisado por fuerzas internacionales. A cambio, se levantarán las sanciones que ahogan su economía. Un pacto que pone fin a 13 años de disputas y ha aliviado a la comunidad internacional. A todos menos a Israel...Netanyahu cree que el poder iraní podría incrementarse en la región, y eso no le gusta nada.

Estas son las claves del acuerdo:

1. Uranio, más bien 'flojito'

iran

Técnicos iraníes supervisan un contenedor de uranio. GETTY

Irán se compromete a no enriquecer uranio por encima del 3,67% durante al menos 15 años. El uranio para fines pacíficos sólo requiere de un enriquecimiento de hasta el 5%, mientras que para alimentar un arma nuclear necesita purificarse hasta el 90%.

Irán también se compromete a reducir de 12.000 a 300 kilos sus reservas de uranio enriquecido por un periodo de 15 años, y a no construir nuevas instalaciones con el propósito de enriquecer uranio durante ese mismo periodo de tiempo. Con estas medidas se pretende que el tiempo que requeriría Irán si quisiera adquirir suficiente material fisible para alimentar un arma atómica pasará de los actuales 2 a 3 meses a, por lo menos, a un año.

2. Menos centrifugadoras

natanz

Foto de archivo del 8 de marzo de 2007 y facilitada por la oficina de la Presidencia iraní que muestra a Ahmadineyad mientras inspecciona la central nuclear de Natanz, en el centro de Irán

Irán se compromete a reducir en unos dos tercios sus centrifugadoras, necesarias para purificar uranio, y pasará de tener cerca de 19.000 a 6.104. De ellas, sólo 5.060 podrán enriquecer uranio en los primeros 10 años. Todas estas máquinas serán el tipo IR-1. Estas son las centrifugadoras de primera generación, las menos avanzadas.

Además, se compromete a retirar durante diez años su maquinaria más avanzada, como 1.000 centrifugadoras IR-2M. Irán acepta no utilizar centrifugadoras avanzadas, del tipo IR-2, IR-4, IR-5, IR-6, o IR-8 durante al menos diez años. Además limitará la investigación y el desarrollo de esas maquinarias.

3. Solo en un foco

fordo

Vista aérea del lugar donde se ubica la planta de Fordo

Irán ha accedido a que solo se pueda enriquecer uranio en la planta de Natanz, actualmente la principal instalación iraní de enriquecimiento.

Se modificará la planta de Fordo, ubicada bajo las montañas, para que no se enriquezca uranio allí durante al menos 15 años, aunque permanecerá abierta. En torno a dos tercios de sus centrifugadoras serán eliminadas de la planta.

Además, Teheran se ha comprometido a no construir nuevas plantas en ese periodo.

4. Reactor sin plutonio

arak

La planta de Arak en una imagen de archivo / EFE

La planta de Arak se mantuvo en secreto hasta el año 2002. Su reactor produce plutonio, que puede ser utilizado para alimentar un arma nuclear en lugar del uranio enriquecido.

Irán ha acordado rediseñar y remodelar el reactor para que no produzca plutonio. Irán enviará los desechos del reactor fuera del país durante toda la vida útil de la instalación. Irán tampoco acumulará agua pesada por encima de las necesidades del reactor de Arak, y venderá ese material sobrante en el mercado internacional.

Irán se compromete a no construir ningún reactor adicional de agua pesada durante 15 años.

5. Bajo la lupa

oiea

Foto de archivo del 3 de febrero de 2007 de un técnico iraní del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) mientras inspecciona las instalaciones de conversión de uranio de Isfahan, en el centro de Irán. EFE/Abedin Taherkenareh

El OIEA tendrá acceso regular a todas las instalaciones nucleares de Irán. Los inspectores de la ONU podrán supervisar toda la cadena de suministro que sustenta ese programa nuclear, desde las minas de uranio. En el caso de sospecha, los inspectores podrán acceder también a instalaciones militares y una comisión conjunta de las partes analizará casos en disputa.

Irán se ha comprometido a aplicar de forma voluntaria el Protocolo Adicional del Tratado de No Proliferación, que otorga mayor acceso e información a los inspectores de la ONU incluso a sitios no estrictamente relacionados con el uranio.

6. Embargo de armas

misil

Foto de archivo sin datar del lanzamiento de un misil balístico en un lugar indeterminado de Irán durante un ensayo militar / REUTERS

Este fue uno de los principales escollos en las negociaciones. Irán pedía que el embargo se levantara en seis meses, mientras que EEUU pedía que el plazo se alargara unos años.

Finalmente, la prohibición de importación y exportación de armas se extiende para Irán por cinco años más, mientras que el embargo de compuestos para su programa de misiles balísticos se mantiene durante ocho años.

7. Alivio de las sanciones económicas... si cumple lo anterior

dinero

Un vendedor hace cuentas en una tienda de Teheran / REUTERS/Raheb Homavandi

La ONU, EEUU y la Unión Europea aprobaron varias tandas de sanciones en 2002 tras descubrirse que Irán estaba enriqueciendo uranio en secreto. Congelaron fondos iraníes en el extranjero, bloquearon sus transacciones financieras e interrumpieron el comercio de petróleo, causando enormes daños a la economía iraní.

Si cumple el acuerdo acuerdo, Irán verá aliviadas las sanciones internacionales que pesan sobre el país . EEUU y la Unión Europea suspenderán sus sanciones relacionadas con actividades nucleares después de que el OIEA haya verificado que Irán ha cumplido con lo pactado. Eso durará unos seis meses. Si en algún momento Irán no cumple con lo prometido, existe un mecanismo para que las sanciones vuelvan rápidamente a entrar en vigor.

TE PUEDE INTERESAR...