POLÍTICA

Raül Romeva, el exeurodiputado que quiere ponerle cara a la independencia catalana

15/07/2015 14:54 CEST | Actualizado 15/07/2015 14:55 CEST
EFE

“Observo, escucho, leo, reflexiono y, a veces, escribo. Además, también nado y hago castells”. Así se define Raül Romeva, el exeurodiputado de ICV que encabezará la lista unitaria de CDC y ERC en las próximas elecciones catalanas de 27-S y que se ha convertido automáticamente en la persona llamada por los independentistas a ser el icono de un Estado propio.

Los dos partidos han pactado que tres independientes lideren la lista -detrás de Romeva se sitúan la expresidenta de ANC Carme Forcadell y la presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals-. Con este gesto, se intenta dar protagonismo a la sociedad civil y superar la imagen de una candidatura meramente política.

Resulta muy significativa la elección de Romeva, que hasta el pasado mes de marzo militaba en Iniciativa per Catalunya Verds. Decidió dejar el partido ecosocialista al estar a favor de que Cataluña sea un Estado propio y “no compartir” la posición adoptada por la formación en la Convención Nacional. En esta cita, celebrada los días 27 y 28 de febrero, ICV aprobó en su programa marco la fórmula de una Cataluña como Estado “libre” y “soberano” dentro de una España plurinacional.

Esa definición no contentó a Romeva, que entiende que a estas alturas ya no se puede hacer ese encaje. "Se ha intentado. Lo hemos intentado. Mucho. Quizá demasiado. Y no lo hemos conseguido", escribió entonces en su blog.

"Creo mucho más, en cambio, en la voluntad colectiva de construir, por vía democrática, un nuevo marco de relaciones entre Cataluña y España que nos permita transitar a una nueva en que podemos abordar los problemas comunes y las necesidades compartidas en condiciones de iguales y no de manera subordinada". Este es el resumen que hizo entonces sobre su visión de un nuevo país. Cree que la comunidad está ahora viviendo un “sueño” en fase “expansiva”.

SU CAMINO HACIA LA INDEPENDENCIA

En estos meses, Romeva ha culminado su viaje final hacia el independentismo, dejando atrás sus años en ICV y a amigos como Joan Herrera, que declaró estar “dolido” con su antiguo compañero. Ha colaborado mano a mano con las asociaciones soberanistas en el avance en un nuevo Estado y ha apoyado a la plataforma ciudadana Reinicia Catalunya, junto al jurista Carles Viver Pi-Sunyer, el dirigente de UGT Josep Maria Álvarez y el expresidente del Parlament Ernest Benach (ERC). Incluso su nombre se llegó a barajar en la ANC cuando acabó el mandato Carme Forcadell, aunque finalmente fue elegido Jordi Sánchez. Junto a Òmnium, participó en la campaña Ara és l’hora.

Nacido en Madrid en 1971, Romeva es licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y doctor en Relaciones Internacionales. Antes de su carrera política, trabajó intensamente con la UNESCO y la OSCE en Bosnia en la década de los noventa y, además, fue coordinador de campañas de desarme y prevención de conflictos armados en Oxfam Intermón.

Su llegada a política se produjo cuando se afilió en 1989 y fue uno de los promotores de Joves de ICV. Siempre se ha orientado hacia temas internacionales y, en concreto, a Europa. Tras dos intentos fallidos en 1994 y 1999, consiguió en las elecciones europeas de 2004 entrar en el Parlamento Europeo -iba de ‘número dos’ de Willy Meyer en la lista conjunta con IU-. Se convirtió desde entonces en un diputado reconocido por su continuo trabajo y volvió a salir elegido en los comicios de 2009.

En las pasadas elecciones decidió no presentarse, desde que llegó a la Eurocámara avanzó que no estaría más de dos mandatos. Entonces abrió ICV un proceso de primarias, en las que salió vencedor el hoy parlamentario Ernest Urtasun.

Además de la acción parlamentaria, también es conocida la faceta de analista político de Romeva. Ha escrito varios libros (Bosnia en paz, Som una nació europea…) y es bloguero de El Huffington Post, donde analiza la actualidad de la UE.

Cuando se marchó de ICV, descartó presentarse por otro partido en las municipales o en las autonómicas. Al final ha dado el paso en una candidatura de unidad. Cosas de la política. A partir de hoy, le toca escalar hacia lo más alto del castell más difícil de su vida.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Artur Mas