ECONOMÍA

Multa de 171 millones de euros a 21 marcas de coches en España por actuar como un cártel

28/07/2015 18:28 CEST | Actualizado 28/07/2015 19:13 CEST
EFE

La Comisión Nacional española de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha multado con 171 millones de euros a 21 empresas del mercado de distribución, comercialización y prestación de servicios de posventa de vehículos en todo el país, por actuar como un cártel.

La sanción afecta también a dos consultoras, según la Comisión, que subraya que el cártel es un comportamiento prohibido por la Ley de Defensa de la Competencia.

La CNMC considera probado que las empresas sancionadas intercambiaron información comercialmente sensible y estratégica en el mercado español de la distribución y los servicios de posventa: venta de vehículos nuevos, usados, prestación de servicios de taller, reparación, mantenimiento y venta de piezas de recambios oficiales. En una nota, la Comisión explica que las prácticas anticompetitivas acreditadas se realizaron en tres áreas diferenciadas: gestión empresarial, posventa y mercadotecnia.

Añade que la investigación y sanción de estas conductas fue posible gracias a la marca SEAT y las empresas que forman parte de su Grupo (Volkswagen, Audi España y Porsche Ibérica), que delataron al cártel y fueron exentas de multa.

EN 2013 SE OBTUVO DOCUMENTACIÓN QUE PRUEBA CONDUCTA ILÍCITA

En concreto, la CNMC considera probada una infracción consistente en "el intercambio sistemático de información confidencial comercialmente sensible, que cubría la práctica totalidad de las actividades realizadas por las empresas sancionadas mediante su Red de distribución y posventa". La cuota de mercado conjunta de las marcas que han participado en las prácticas que analiza este expediente sancionador supone casi el 91 % de la distribución de automóviles en España.

En las inspecciones llevadas a cabo en la sede de varias empresas a finales de julio de 2013 se obtuvo documentación que prueba la conducta ilícita, a la que se añade la facilitada por Seat en su solicitud de exención de pago de la multa.

Esa disminución de la competencia se ha traslado al consumidor final en forma de menores descuentos, políticas comerciales menos agresivas por parte de las marcas y un menor esfuerzo por distinguirse de las otras empresas con unos servicios de más calidad.

Entre las empresas sancionadas figuran Automóviles Citroën España (14,76 millones de euros); BMW Ibérica (8 millones); Fiat Group Automobiles Spain (6,96 millones); Ford España (20,23 millones), General Motors (22,82 millones); Hyundai Motor España (4,41 millones) y Kia Motor Iberia (2,07 millones).

Asimismo: Mercedes Benz España (2,37 millones); Nissan Iberia (3,15 millones); Peugeot España (15,72 millones); Renault España Comercial (18,20 millones); Toyota España (8,65 millones de euros) y Volvo Car España (1,70 millones), entre otras.

LA ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE FABRICANTES DE AUTOMÓVILES Y CAMIONES (ANFAC) RESPONDE

La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) ha salido al paso de la multa y ha señalado que el mercado español "es uno de los más competitivos de Europa".

Anfac ha destacado que, en la actualidad, existen diez marcas con una penetración comercial de entre el 4% y el 10% mientras que las diez primeras posiciones del mercado no copan el 70% de las ventas totales de automóviles en España, cifra que en otros países alcanza el 75%.

Por otro lado, Anfac comparó la automoción española con otros sectores económicos, como el de la telefonía, en el que el 90% del mercado está concentrado por tres operadores y resaltó que en la compra de un coche el cliente puede encontrar variaciones de precio de entre el 25% y el 30%, en otros productos esta oscilación no supera el 8%.

ADEMÁS...