NOTICIAS

Al menos dos heridos en un tiroteo en la Rambla de Barcelona

28/07/2015 16:08 CEST | Actualizado 29/07/2015 11:40 CEST

Al menos dos personas han resultado heridas en la tarde de este martes en un tiroteo que se ha producido en la Rambla de Barcelona. Uno de los heridos está grave por heridas de arma de fuego y el otro está herido leve por cortes de cristales. El autor de de los disparos ha conseguido huir. Según la Policía, podría tratarse de un ajuste de cuentas o una venganza.

La agencia EFE afirma que el autor de los tiros, que según algunos testigos iba encapuchado, ha sido un hombre que se ha acercado a dos personas que se encontraban sentadas en el exterior del hotel Silken, en las inmediaciones de la calle Pintor Fortuny, y les ha disparado con un arma de fuego.

Los dos agredidos, que no eran clientes del hotel, han huido corriendo hacia el interior del establecimiento y lo han atravesado hasta salir por la puerta trasera, en la calle del Carme, aunque uno de ellos ha recibido el impacto de una bala y el otro se ha herido al romperse una vidriera y sufrir cortes con el cristal.

(Sigue leyendo después de la ilustración...)

barcelona

El herido por los cristales ha salido corriendo hacia la calle Jerusalén, detrás del mercado de la Boquería, donde ha sido interceptado y auxiliado por la policía. Mientras, el herido de bala se ha refugiado en la tienda de ropa la calle del Carme, donde ha pedido al dueño que llamara a la policía.

El propietario de esta tienda ha explicado a Efe que había ido al lavabo y que al salir se ha encontrado a un hombre con un agujero de bala y vomitando en el suelo de su tienda, que le ha pedido que llamara a la policía. "He llamado a la policía y han venido enseguida", ha relatado el vendedor de ropa a Efe.

Los dos heridos han sido trasladados uno al hospital Clínic y el otro a un centro sanitario, mientras que Mossos d'Esquadra y Guardia Urbana han montado un dispositivo para tratar de localizar al agresor. En un primer momento, los agentes pensaron que el atacante se había refugiado en un supermercado Carrefour cercano.

"Ha entrado aquí un señor y ha dicho que estaban desalojando el Carrefour", apunta a El Huffington Post la propietaria de la tienda Party Fiesta, situada a unos metros del hotel. La calle continúa cortada y "llena de policía", aunque "ya empiezan a pasar taxis".

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest