ECONOMÍA

Raf Simons, el gran acierto de Dior, y su colección marítima para el próximo otoño-invierno

31/07/2015 08:11 CEST | Actualizado 31/07/2015 08:11 CEST
GTRESONLINE

Hace unas semanas tuve oportunidad de disfrutar de la película Dior y yo. Se trata de un documental maravillosamente dirigido por Frédéric Tcheng en el que se describen las primeras semanas de Raf Simons al frente de una de las Casas de Alta Costura más icónicas de Paris y del mundo: Christian Dior.

El fichaje de Raf Simons por parte del mayor grupo mundial del sector de lujo, LVMH, fue una apuesta personal de su presidente, Bernard Arnault, que decidió de una forma absolutamente sorpresiva para todos reinventar el espíritu de Dior en las manos y la cabeza creadora de Simons. Raf era conocido en el mundo de la moda como el maestro del minimalismo de nuestro tiempo gracias a su trabajo en la casa de Prêt-à-porter de Jil Sander. Antes este diseñador industrial belga había llamado la atención en las pasarelas por su nuevo concepto de la moda masculina, incluyendo lo que se llegó a llamar el estilo baggy, es decir grandes cortes, anchos y de máxima comodidad que revolucionaron la moda masculina en los 90.

2015-07-30-1438264804-8673369-F2992237.jpeg En Jil Sander, la firma más minimalista y neofuturista del Grupo Prada, Simons había apostado por el mismo concepto que tenía en sus líneas masculinas: grandes tallas, tejidos suaves y voluminosos que no escondían cortes perfectamente estructurados en formas geométricas, normalmente inspirados en la naturaleza. Simons colocó a Jil Sander como una de las firmas de Prêt-à-porter más rentables del panorama europeo. Ssu concepto ecofriendly, en una sociedad cada vez más mentalizada en el cuidado del medio ambiente, unido a su inspiración en las grandes ciudades y a la adaptación de los tonos — de granitos, arenas y colores tierras— fueron toda una revelación. La editora de Vogue Suzy Menkes llegó a decir que era "una inspiración para toda la industria" mucho antes de que nadie pensara que podía terminar en la Avenue Montaige.

Por eso su llegada a la Maison Dior dos meses antes de su estreno en la Alta Costura con un desfile histórico en 2012 supuso un reto para él, para la firma, para el grupo de lujo y para todos los expertos en moda.

Hasta ese momento Simons no había tenido nada que ver con la Haute Couture y mucho menos con la forma de trabajar de una Maison Centenaria con cuatro desfiles al año que, además atiende a clientas multimillonarias en todo el mundo de forma personalizada. Sustituir al genio de Galliano no era materia sencilla...

Christian Dior reinventó a la mujer el siglo pasado, junto a otros grandes maestros de la moda francesa fuente de inspiración de generaciones, Coco Chanel, Balmain, YSL... Dior fue el maestro de las líneas inspiradas en la naturaleza, los vestidos tulipán, los nuevos escotes palabra de honor, las faldas por la rodilla, los rosas, las flores del jardín de su casa de la infancia en Granville...

Dior fue el padre y la madre del denominado new look... Y Raf Simons supo desde el primer momento beber de toda la inspiración de Dior, de su atellier, y de sus primeras costureras, las incansables Florence Chehet y Monique Bailly.

Este otoño/invierno… Raf Simons regresa con una colección inspirada en el mar. En las olas rompiendo contra el acantilado normando. Villa Les Rhums, que es como se llama La casa de Granville (Francia) donde pasó su niñez el diseñador Christian Dior y que hoy alberga su museo, "es una fuente inagotable de inspiración", aseguraba Simons. De hecho, son "los cuatro vientos" los que inspiran esta colección Gown with the Wind. Prendas superpuestas, chiflones, pieles salvajes, tonos malvas, verdes musgo, plata… Simons reinventa a Dior con sus cortes amplios para una mujer minimalista, con un aire felino y sensual.

Un tono futurista para una empresa que "además tiene que ganar dinero" como asegura en la película su Director de Finanzas. "Tenemos clientas que se gastan 300.000 euros al año en nuestros modelos, si nos llaman para una prueba en su casa, cogemos el primer avión y las probamos directamente". Este negocio de la Alta Costura es lo que Simons asegura no entiende muy bien, aunque quizá sea porque sea uno de los modistos mas intelectuales del sector. Sin embargo, es consciente de que sin vender vestidos, no hay magia posible.

Dior, cuya mayoría del capital está en manos de LVMH, tiene una parte del capital cotizando en la bolsa de París. El precio de la acción está en torno a los 182 euros, y una capitalización bursátil de 32.000 millones de euros. La empresa cerró el 2014 con unos ingresos netos de 2.300 millones de euros. Desde la llegada de Simons, la acción se ha disparado en su cotización.

RECOMENDACIONES DE LA SEMANA:

1. GUCCI REVIVAL

El Grupo Kering ha presentado resultados correspondientes al segundo trimestre del 2015 esta semana, y no podían haber sorprendido más (a mejor). Todo gracias a Gucci, una de sus tres marcas estrella, que llevaba estrellada varios trimestres consecutivos en lo que en ventas se refiere. Ha sido cambiar al Director creativo y vender un 4,6% más que en el trimestre anterior, mientras que el consenso del mercado esperaba un descenso de las ventas del 3,2%. Además, contrasta también con los resultados de Gucci en el primer trimestre del año, cuando registraron un descenso de casi un 8% en términos interanuales.

Se trata del primer aumento de las ventas de Gucci desde 2013. Los ingresos totales crecieron un 20% hasta 1.000 millones de euros. Según el analista, economista y especializado en el sector del lujo Miguel Angel Abad, "la compañía francesa presidida por François-Henri Pinault presentó esta semana unos resultados del primer semestre sorprendentes y por encima de mis expectativas. Tras un final del año 2014 convulso con la salida de Frida Giannini, directora creativa, y Patrizio di Marco, CEO, en diciembre todas las expectativas estaban puestas en los datos del primer, y sobre todo, segundo trimestre de este ejercicio fiscal". Gracias al crecimiento de las ventas de Gucci, por primera vez en los últimos dos años, ha sorprendido el crecimiento orgánico de la compañía. Con la política de "todo al 50%" que está llevando en China, con stocks de otras temporadas, las ventas han crecido pero los beneficios han disminuido en casi un 5%. La pregunta es, con la desaceleración de la economía china, la debilidad del euro ¿podrá compensar e incrementar las ventas? Y si así fuera, ¿cómo se va a conseguir aumentar los márgenes? "Tengo la sensación de que la compañía sigue trotando en la yegua de la incertidumbre y el resultado del swing del taco con la bocha puede no tener los resultados deseados", puntualiza Abad.

Por su parte el experto en el sector del lujo y analista Leeson explica estos buenos resultados por tres razones: "El incremento de las ventas en Japón (favorecidas por la comparativa con el año anterior, donde las ventas sufrieron por el aumento de los impuestos), los descuentos aplicados en China a los productos del anterior equipo de diseño (han llegado a ser del 50% del precio) y la mejora en Europa Occidental, animada por la reactivación económica".

2. ROLLS-ROYCE: NO ES ORO TODO LO QUE RELUCE

Según Felipe López-Gálvez analista de Self Bank, "aunque lo primero que nos viene a le mente cuando pensamos en Rolls-Royce es un elegante y glamouroso automóvil, lo cierto es que la compañía británica, con sede en Londres, es además uno de los mayores fabricantes mundiales de motores y turbinas para los sectores aeronáutico e industrial. Sus motores dan vida, entre otros, a aeronaves de uso civil y militar, plantas industriales y, por supuesto, una de las más lujosas marcas de coches del mundo. Metiéndonos en grano financiero, vemos que la cotización de Rolls-Royce ha caído cerca de un 15% en lo que va de año. La cotización tuvo incluso un balance positivo en 2015 cuando el pasado 6 de julio, día en que comenzó una brusca caída, la propia compañía revisó a la baja sus expectativas de beneficios antes de impuestos".

Estas previsiones pasaron a situarse en el rango 1.330 - 1.470 Mn GBP, es decir, un 5% inferiores a la anterior estimación de la compañía: 1.400 - 1.550 Mn GBP.

 

Según informó la propia entidad, estos nuevos pronósticos respondían a dos importantes factores: la caída en la demanda de su negocio de ingeniería para aeronaves y el impacto negativo que está teniendo la caída de las materias primas en su división náutica, que provee ingeniería para buques mercantes así como sistemas para plataformas de perforación petrolífera. Para esta última, la división náutica, la revisión a la baja o profit warning se situó entre el punto de break even, es decir, resultado cero o cobertura de gastos, y un resultado positivo de 40 Mn GBP. Además de la revisión a la baja o profit warning, la compañía canceló el programa de recompra de acciones que tenía en marcha. El pasado mes de febrero Rolls-Royce reportó su primera caída de ventas en una década, siendo esta de un 6% hasta los 14.580 Mn GBP, y un descenso del beneficio antes de impuestos del 8% hasta los 1.620 Mn GBP.

 

Las estimaciones realizadas por el consenso de analistas sobre Rolls-Royce para el presente año 2015 apuntan a un descenso del 6,5% de las ventas, que pasarían de 14.588 Mn GBP en 2014 a 13.645Mn GBP en 2015. Se prevé, sin embargo, un ligero aumento del EBITDA de un 2,33% alcanzando la cifra de 2.085 Mn GBP. Así mismo, se estima una caída del 17,5% en el beneficio neto, que pasaría de 1.224 Mn GBP en 2014 a 1.008 Mn GBP en 2015. Entre los planes de la compañía para revertir la situación se encuentran un plan de reducción de costes y otro de reestructuración de sus divisiones de negocio, que podrían tener un impacto positivo sobre sus cuentas de entre 70Mn GBP y 100Mn GBP. Estados Unidos (27,3%), Reino Unido (11,6%), China (9,4%) y Alemania (5,3%) representan los mayores mercados de la compañía por volumen de ventas, teniendo además una menor presencia en muchos otros mercados.

3. LA MÁQUINA LVMH VUELVE A GANAR (MUCHO) DINERO

El grupo francés de productos de lujo Louis Vuitton Moët Hennessy obtuvo en los seis primeros meses de 2015 un beneficio neto de 1.580 millones de euros, lo que supone un 4,7% más que los 1.504 millones de euros que ganó en el mismo periodo del ejercicio anterior, según informó la compañía en un comunicado.

La cifra de negocio de la empresa gala aumentó un 19,3% en la primera mitad del año, desde los 14.009 millones de euros hasta los 16.707 millones de euros, mientras que en términos orgánicos sus ventas subieron un 6%. En este sentido, LVMH destaca las fuertes mejoras en Europa y Estados Unidos, así como el excelente comienzo del año para Louis Vuitton. Además, remarca que la división de vinos y licores sigue creciendo pese a la liquidación de existencias en China. Por divisiones, los ingresos aumentaron en todas sus actividades, especialmente en relojes y joyería (+23%) y en comercio minorista selectivo (+21). En esta línea, también subieron un 18% en la unidad de moda y marroquinería, un 17% en la de perfumería y cosmética y un 15% en la de vinos y licores. En términos comparables, se incrementaron un 10% en relojes y joyería, un 6% en perfumes y cosmética, un 5% en comercio minorista selectivo y en moda y marroquinería y un 2% en vinos y licores.

En el segundo trimestre, las ventas aumentaron un 23% en comparación con el mismo periodo de 2014, mientras que en términos orgánicos subieron un 9%, un dato mejor que el registrado en los tres primeros meses del año. El presidente y consejero delegado de LVMH, Bernard Arnault, destacó que los excelentes resultados de LVHM en el primer semestre son una prueba de la eficacia de su estrategia, que se apoya en la fuerza de sus marcas y en un estilo de gestión "muy empresarial".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Ve a nuestra portada   Facebook   Twitter Instagram Pinterest

OFRECIDO POR NISSAN