NOTICIAS

El mal perder de Mourinho

03/08/2015 10:29 CEST | Actualizado 03/08/2015 11:38 CEST

A Jose Mourinho le sigue gustando perder lo mismo de siempre, es decir, nada. El entrenador del Chelsea lo volvió a demostrar en la Community Shield en la que su equipo cayó por 1-0 ante el Arsenal.

El portugués recogió su medalla de subcampeón y esperó a los rivales para saludarles uno a uno (salvo al entrenador, Arsene Wenger, que evitó estrecharle la mano) y después se encaminó hacia el túnel de vestuarios donde, antes de entrar, lanzó la medalla a la grada.

Después, en rueda de prensa, dijo que el "mejor equipo", es decir, el suyo, había perdido y que "el equipo más defensivo" había ganado. "Normalmente a los medios de comunicación os gusta decir que un equipo que esté a la defensiva y que defienda muy bien no merece ganar. Para mí depende de la perspectiva", manifestó el luso, que felicitó al Arsenal por su "organización táctica" con la que se ha llevado la Supercopa de Inglaterra jugando con "nueve hombres en su campo".

Mou lamentó el poco acierto de sus futbolistas después de mejorar su juego en el segundo periodo. "Jugamos bien al contraataque. Lo hicimos con iniciativa pero sin la claridad ni la agresividad que necesita un equipo con la pelota. El equipo lo intentó, tácticamente, todo", apuntó.

Además, el luso reconoció que no estaba satisfecho con las condiciones del césped de Wembley. "El terreno de juego era un desastre, estaba muy lento y el clima tampoco ayudaba. Pero es el mismo para los dos equipos, así que no hay excusas", indicó.

La derrota en el primer título en juego de la temporada también supone la primera ocasión en la que Arsene Wenger, con el que ha crecido su hostilidad durante los últimos años, logra ganar a The Special One tras trece enfrentamientos sin hacerlo.

TE PUEDE INTERESAR

Twitter y el adiós de Mou

Mourinho: el legado