POLÍTICA

Una comparecencia a golpe de refrán

14/08/2015 18:44 CEST | Actualizado 14/08/2015 18:44 CEST
EFE

Cruce dialéctico a golpe de refrán. Así se puede resumir la comparecencia del ministro de Interior, Jorge Fernandez Díaz, en la comisión del Congreso para explicar los motivos por los que se reunió con el expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, que está imputado e investigado por blanqueo de capitales.

Los miembros de la comisión han tirado del refranero popular para reforzar sus argumentos en vez de llamar al pan, pan y al vino, vino. Algunos no se sabían muy bien los dichos y los han personalizado.

"BUSCARLE TRES PIES AL GATO"

"No hay que buscarle tres pies al gato porque el gato tiene cuatro" ha dicho Fernandez Díaz a la oposición aludiendo a las especulaciones sobre los motivos reales de la cita.

"LA MUJER DEL CESAR NO SÓLO DEBE SER HONESTA, SINO PARECERLO"

A este refrán ha hecho referencia Aitor Esteban, portavoz del PNV, quien se ha mostrado sorprendido al escuchar al ministro decir que la reunión con Rato supone "un símbolo de salud democrática". El portavoz ha afirmado que en el despacho de un ministro "no hay reuniones de carácter personal" ya que nadie puede estar seguro de que "sólo hablaron de su seguridad y no de todo lo que está pasando". A todo esto, Esteban ha añadido que "lo importante en política es ser como la mujer del César y más con la que está cayendo en la calle" y ha puesto en duda que "un político tan veterano" no llamase al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para dar cuenta de la reunión.

El ministro de Interior le ha advertido de que tenga cuidado con afirmaciones como la de "la mujer del César", ya que podría "malinterpretarse" por tener connotaciones machistas.

"ES DE BIEN NACIDO SER AGRADECIDO"

Así ha terminado la primera parte de su intervención Fernandez Díaz, refiriéndose al Grupo Parlamentario Popular y al diputado Márquez, que ha expresado en más de una ocasión su apoyo y el de su partido al ministro en estos momentos.

"MUERTO EL PERRO SE ACABÓ LA RABIA"

Con este dicho se ha referido el ministro a la política de dispersión de los presos etarras cuando ha intervenido Errekondo, portavoz de Amaiur, aunque trastocándolo: "Muerto el perro, muerta la rabia" ha dicho en vez de "muerto el perro se acabó la rabia". "Ha eludido a la política de dispersión. España es un estado de derecho, por tanto esas personas están condenadas por delitos, no políticos, y normalmente delitos violentos", ha espetado al diputado.

"NO HAY PEOR SORDO QUE EL QUE NO QUIERE OIR"

Este es la frase que ha utilizado Francisco Márquez, a lo que el ministro ha contestado que él añadiría "no hay peor ciego que el que no quiere ver", refiriéndose a la oposición.

"OBRAS SON AMORES Y NO BUENAS RAZONES"

Con este refrán ha despedido de una forma bastante críptica Francisco Márquez la comparecencia.

TE PUEDE INTERESAR...

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter