INTERNACIONAL

Austria halla 200 refugiados ocultos y detiene a cinco traficantes en una operación de control fronterizo

31/08/2015 11:09 CEST | Actualizado 31/08/2015 11:13 CEST
EFE

Las autoridades austríacas han descubierto a unos 200 solicitantes de asilo y han detenido a cinco presuntos traficantes de personas en el marco de una nueva operación en las fronteras este del país, según ha revelado un responsable del Ministerio del Interior.

El director general de Seguridad Pública del Ministerio, Konrad Kogler, ha informado de que "en las horas desde que comenzamos a aplicar estas medidas que hemos acordado con Alemania, Hungría y Eslovaquia, hemos sido capaces de localizar a más de 200 refugiados escondidos en vehículos y hemos detenido a cinco traficantes".

La operación se se realizará "durante un periodo de tiempo indeterminado" y contempla reforzar los controles en la frontera, registrar los vehículos con capacidad para ocultar personas, y endurecer las penas para los traficantes de personas, según la ministra del Interior, Johanna Mikl-Leitner.

"No estamos violando Schengen", ha insistido en aclarar la titular del ministerio austriaco. El jefe de policía ha añadido más información sobre la operación: "Los controles están siendo llevados a cabo por policía de tráfico y fuerzas de seguridad. No son controles ordinarios".

Muchos de los migrantes descubiertos han atravesado a pie cuatro o cinco países hasta llegar a Hungría, miembro de la UE y, por tanto, sin restricciones de visa por pertenecer a la zona Schengen. Allí, los traficantes los embutían en vehículos sin comida ni agua, prometiendo que los transportarían a países más ricos, como Alemania o Suecia.

71 MUERTOS EN UN CAMIÓN ABANDONADO

Austria tiene fronteras por el este con Hungría, Eslovaquia, Eslovenia y República Checa. El control fronterizo ha sido reforzado después de que 71 refugiados fueran hallados muertos en el interior de un camión abandonado en una autovía austríaca la semana pasada tras atravesar Hungría.

Según ha informado la agencia oficial APA, los controles comenzaron el domingo a las 20:00 horas en el paso de Nickelsdorf, en la frontera con Hungría, por donde presuntamente cruzó el camión con los 71 refugiados muertos, cuatro de ellos niños.

La medida ya está teniendo consecuencias en Hungría. La autovía que lleva hacia Austria presentaba a primera hora de esta mañana 20 kilómetros de retenciones, según ha informado la agencia nacional de noticias MTI. Una carretera secundaria también está atascada, según el operador estatal de carreteras Magyar Kozut a MTI.

En los últimos tres días, la policía ha detenido a 8.792 inmigrantes y solicitantes de asilo al cruzar hacia Hungría, la mayoría de ellos llegados desde Serbia, y ha detenido a 36 personas por tráfico ilícito de seres humanos.

La frontera entre Hungría y Serbia es una de las más frecuentadas de toda Europa por los refugiados, que llegan de países en conflicto como Siria, Afganistán o Pakistán a través de la llamada "ruta de los Balcanes". En lo que va de año, el Gobierno húngaro ha informado de la llegada de más de 140.000 migrantes desde el país eslavo.

Por su parte, la policía austriaca ha arrestado en 2015 a 93 traficantes que transportaban a 1.630 personas.

ADEMÁS: