INTERNACIONAL

El drama de los refugiados continúa mientras Barcelona y Madrid desafían a Rajoy

01/09/2015 21:57 CEST | Actualizado 02/09/2015 10:14 CEST

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha elevado por encima de 350.000 los inmigrantes y solicitantes de asilo que han llegado hasta Europa tras cruzar el Mediterráneo.

En un nuevo informe con datos hasta el 1 de septiembre, la organización ha situado también en 2.643 el número de fallecidos en un drama migratorio que no cesa.

CAOS EN LA ESTACIÓN DE TRENES DE BUDAPEST

estacion

Inmigrantes participan en una protesta ante la estación de ferrocarriles Keleti de Budapest

Este mismo martes, la monumental estación Keleti de Budapest y sus entornos se han convertido en un improvisado campo de refugiados para un millar de personas, entre ellas, familias con niños que han tenido que soportar temperaturas de hasta 35 grados.

Las autoridades húngaras permitieron el pasado domingo que unos 3.650 refugiados pudieran montarse en trenes rumbo a Alemania, pero en esta ocasión decenas de policías vigilaban las entradas para impedirles acceder a los vagones. La situación ha empeorado cuando a primera hora de la mañana las autoridades han cerrado la estación de tren por completo y luego la han vuelto a abrir, pero prohibiendo la entrada a los inmigrantes que no portaran documentación válida.

Alrededor de un centenar de antidisturbios han permanecido custodiando la entrada principal de la estación tras expulsar a cientos de refugiados, que mostraban con indignación los billetes que habían comprado para emprender el viaje.

El Gobierno húngaro ha explicado que sólo cumple con su deber dentro de los compromisos del espacio de libre circulación Schengen, como no permitir que personas de terceros países sin el correspondiente visado puedan acceder a medios de transporte internacionales.

En el otro lado está el papel de la sociedad civil, que ha dado una lección. Sin el trabajo de los voluntarios y las muchas donaciones particulares de comida, ropa, calzado y artículos de higiene personal la situación sería probablemente insostenible, tal y como recoge Sergio Tirado en su blog.

RAJOY SE RESISTE

cumbre

Mariano Rajoy y Angela Merkel este lunes

Mariano Rajoy y Angela Merkel han cerrado una cumbre informal en la que la han tratado la crisis migratoria. Así, el presidente del Gobierno se ha resistido a cumplir la demanda de la UE y ha insistido en que España acogerá a un total de 2.749 refugiados. La cifra queda muy lejos de la que le pedía Bruselas, que instaba a España a que alojara a 5.849 refugiados.

Con todo, el presidente del Gobierno ha dejado abierta la puerta a admitir más refugiados siempre que se cumplan una serie de condiciones por parte de la Comisión Europea (CE) y de los países por los que acceden a Europa la mayoría de estos refugiados. Por ello, ha reclamado a la Comisión que impulse sendas políticas comunes de asilo e inmigración, y que países como Grecia e Italia creen centros de registro de estas personas que pretenden acceder a Europa.

Merkel, por su parte, ha explicado que está de acuerdo con Rajoy en que la política de asilo común debe ponerse en práctica y en que la Comisión Europea debe asumir sus responsabilidades y definir una lista de países de origen seguros, al tiempo que Grecia e Italia deben crear centros de registro.

BARCELONA Y MADRID ACOGERÁN REFUGIADOS

colau

Imagen de archivo de Ada Colau

Mientras Rajoy se aferra a su cifra, Barcelona y Madrid dan un paso al frente. El primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, ha anunciado que el Gobierno municipal hará un registro de familias que se ofrezcan a acoger refugiados y a prestarles otras ayudas, y ha pedido al Gobierno central más recursos en este ámbito y que los distribuya a las ciudades. Pisarello también ha planteado crear una red de ciudades para acoger a los refugiados, algo que avisa de que no debe hacerse "por caridad", sino que es una obligación.

Además, ha asegurado que el Ayuntamiento reforzará los servicios de primera acogida de personas refugiadas en la capital catalana -donde calcula que 700 personas han solicitado asilo, pese a que no cuenta con datos oficiales-, y que ya ha aumentado en 200.000 euros las aportaciones al Servicio de Atención a Inmigrantes, Emigrantes y Refugiados (Saier).

Horas más tarde, el Ayuntamiento de Madrid ha anunciado su intención de cooperar en la atención de personas refugiadas y de sumarse a la red de ciudades de acogida propuesta por Barcelona, por lo que en los próximos días planteará "recursos y medidas" para afrontar este drama. "Madrid tiene un carácter abierto y solidario, especialmente con aquellas personas que se ven obligadas a huir del horror de las guerras", ha señalado el Ayuntamiento en el comunicado con el que hace pública su adhesión a esta red de "ciudades-refugio" propuesta por Colau.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Refugiados: la cara más amable de Alemania

Migrantes y refugiados: cronología de la crisis humanitaria en Europa

Europa y su incapacidad de acoger a 40.000 demandantes de asilo (INFOGRAFÍA)