NOTICIAS

Blush, el primer juguete sexual de Apple Watch

03/09/2015 10:40 CEST | Actualizado 03/09/2015 10:40 CEST
Lovesense

Las ventas del Apple Watch siguen siendo, a día de hoy, un misterio. Aunque no hay datos oficiales sobre cómo le están yendo las cosas al smartwatch de Apple, algunos analistas se han atrevido a asegurar que la marca de la manzana ha pasado de vender 200.000 unidades al día de este producto durante las semanas posteriores a su lanzamiento a menos de 20.000 en la actualidad. Pero a pesar del negro panorama que le pintan, el Apple Watch sigue presentando aplicaciones y periféricos curiosos.

Es el caso de Blush, un vibrador que se activa a distancia. La idea de Lovesense –sus creadores, una compañía especializada en juguetes sexuales– es que una persona pueda controlar desde su muñeca, con el Apple Watch, los movimientos del aparato: con un toque se activa la vibración corta o larga.

La aplicación se conecta al reloj vía bluetooth y a través de un teléfono iPhone. Es decir, quien tenga un Apple Watch con la app de Blush instalada estará comunicándose realmente con el iPhone de la persona que esté usando el vibrador, y será el teléfono el que envíe las órdenes que le lleguen.

Las mujeres que no tengan pareja también pueden usar el Blush directamente con su móvil. La aplicación permite traducir los ritmos de una canción almacenada en el móvil en vibraciones y también el sonido ambiente. Por ejemplo, un golpe fuerte en una mesa o una palabra. Otra opción es manejar la intensidad mediante la pantalla táctil del teléfono: si se acaricia, funcionará de manera suave; y si se aprieta con fruición, pues... el ritmo cambiará. En el siguiente vídeo se puede ver al aparato en acción:

Solo hay un requisito para usar Blush: el vibrador no puede estar a más de 10 metros del reloj o del teléfono que lo controle directamente. Pero si está activada la opción de control a distancia, que es la que permite a otra persona manejar el aparato, tan solo hace falta que los dos móviles estén conectados a Internet.

A pesar de que es el primer gadget de su naturaleza que estará disponible para Apple Watch, no es el primero que lo está para un teléfono móvil. Los responsables de Blush aseguran que su producto se diferencia en que su rango de uso es mayor –desde Lovesense afirman que los juguetes sexuales de la competencia dejan de funcionar cuando están a más de un metro del teléfono– y a que es mucho mas discreto. Y para demostrar este último punto, han grabado un vídeo en el que miden el volumen del sonido que produce.

De momento, Blush es un proyecto de crowdfunding. En su página de Indiegogo cualquiera se puede hacer con uno por 39 dólares (unos 35 euros), aunque su precio final oscilará entre los 79 y 89 dólares (entre los 70 y 80 euros) cuando se ponga finalmente a la venta el próximo mes de octubre.

ADEMÁS

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

NOTICIA PATROCINADA