TENDENCIAS

La Iglesia católica, expuesta de nuevo en Venecia con 'Spotlight'

03/09/2015 16:41 CEST | Actualizado 04/09/2015 18:22 CEST

VENECIA .- Cuando el cardenal Bernard Law se vio obligado a dimitir como arzobispo de Boston (Estados Unidos) en 2002, acusado de haber encubierto a cerca de 250 curas pederastas desde 1984, el papa Juan Pablo II tardó apenas 17 meses en reubicarlo nada menos que en la Basílica de Santa María la Mayor de Roma.

El periódico The Boston Globe, a través de una serie de reportajes, había destapado un escándalo de abusos sexuales a menores de edad en la Iglesia católica, lo que provocó un efecto en cadena con nuevas acusaciones en otras partes del mundo. La investigación, merecedora de un premio Pulitzer, se convierte ahora en película y se presenta no muy lejos de la lustrosa residencia del cardenal jubilado.

Spotlight se proyecta fuera de concurso en la 72ª edición del Festival de cine de Venecia y recrea la lucha de un equipo de periodistas estadounidenses interpretados por Mark Ruffalo, Michael Keaton y Rachel McAdams ante la opacidad y el juego de poder de la Iglesia en 2002.

stanley tucci thomas mccarthy y mark ruffalo

Stanley Tucci, Thomas McCarthy y Mark Ruffalo, en la presentación de la película.

Fue un momento en el que el periodismo de investigación se medía con la pujanza de los medios online y el mundo necesitaba aferrarse a la fe en los meses posteriores a los atentados del 11-S, mientras lo que desvelaban estos redactores de The Boston Globe daba ganas de apostatar del mundo en general.

La inevitable sombra de un clásico del cine periodístico como Todos los hombres del presidente (1974) ejerce una influencia positiva sobre el trabajo del versátil Tom McCarthy. El cineasta dirige con sobriedad una escabrosa historia real tras debutar con acierto en el filme independiente Vidas cruzadas (2003) y ser uno de los guionistas de Up (2009), de Pixar.

El estadounidense no espera ninguna reacción por parte de la Iglesia católica ante una película que "será más importante para el proceso de curación de muchas de las víctimas", ha explicado ante la prensa en la ciudad italiana.

Muchos de los niños que sufrieron abusos manifestaron problemas con las drogas y el alcohol en su edad adulta, que a menudo desembocaron en suicidio. "Y los supervivientes siguen luchando con lo que les ocurrió. Sienten que la traición que sufrieron fue doble: una física y otra espiritual, por venir de quien venía", recuerda el director.

Aunque encuentra cierta esperanza en el cambio de actitud liderado por el Papa Francisco, Tom McCarthy, criado en la fe católica, se mantiene pesimista acerca de un posible cambio global de la Iglesia, a la que asegura no querer atacar. Spotlight, que llega a España en diciembre, sí que busca en cambio "defender el periodismo de investigación en una industria en pleno proceso de recortes, pero que está evolucionando hacia cosas igualmente interesantes".

Con él coincide uno de sus protagonistas, Mark Ruffalo, también conocido por su activismo social y medioambiental, quien recuerda que los medios tradicionales estadounidenses "perdieron una enorme cantidad de credibilidad tras la Guerra de Irak". ¿Significa eso que también debemos perder la fe en el periodismo? "Confío en la información, no en los informativos", responde el actor.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

72º Festival de Cine de Venecia 2015: FOTOS


Ve a nuestra portada   Facebook   Twitter Instagram Pinterest