POLÍTICA

Rajoy dice ser la garantía contra el secesionismo frente a un PSOE "preso de pactos"

05/09/2015 14:23 CEST | Actualizado 05/09/2015 16:12 CEST
EFE

El viernes empieza la campaña electoral en Cataluña y los partidos ya no sólo se atacan entre los pro y los anti independentistas. Ya es un todos contra todos. De ahí que esta mañana el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, haya puesto en su diana al PSOE, mientras que el líder socialista, Pedro Sánchez, ha tenido que desmarcarse del discurso españolista que el PP quiere acaparar.

Rajoy ha estado en en Lloret de Mar junto al candidato de los populares a la Generalitat, Xavier García Albiol, y allí se ha presentado como garantía frente al secesionismo, frente a un Partido Socialista que mantiene una actitud con "ambages", preocupado por la "equidistancia" y "preso de sus pactos".

Ha expresado su deseo de que las elecciones del 27 de septiembre en Cataluña traigan una nueva etapa de "normalidad" en la que se empiecen a superar las "heridas y divisiones que secesionistas antiguos y de nuevo cuño han generado".

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

Rajoy, firmando en favor de García Albiol en un acto de precampaña.


Rajoy se ha preguntado así "qué credibilidad para dar la batalla a los secesionistas" tienen los socialistas, que en el caso de Badalona, la localidad en la que Albiol era alcalde, le "regalaron" este ayuntamiento a los soberanistas y se la quitaron a quien había tenido el "apoyo mayoritario".

"Yo no sé si algunos que son presos de sus pactos, de sus alianzas, o están perdidos en tierra de nadie pueden garantizar lo que yo garantizo", ha continuado, además de preguntarse si esos que están en "la equidistancia y disimulo creen firmemente que el futuro de España lo decidirán los españoles".

Y ha añadido que puede decir que España "va a seguir siendo lo que es, una gran nación" y "un gran país" en el que Cataluña tiene un "papel fundamental de liderazgo y progreso".

"HASTA AHÍ PODÍAMOS LLEGAR"

A pesar de dirigir en esta ocasión más ataques al Partido Socialista, Rajoy no se ha olvidado de los soberanistas y del presidente de la Generalitat, Artur Mas.

Así, días después de que el PP presentase su propuesta de reforma de la ley del Tribunal Constitucional para poder sancionar o suspender a quien incumpla sus resoluciones, Rajoy ha insistido en que su Gobierno quiere que se cumpla la ley y las sentencias de los tribunales.

Y frente a quienes piensen que tienen una "mejor condición" y están "por encima de los demás no lo vamos a aceptar" ha añadido Rajoy antes de hacer una promesa: "mientras yo sea presidente del Gobierno garantizo que se va a cumplir la ley, hasta ahí podíamos llegar".

Tras un breve repaso por los datos económicos y la vuelta a la recuperación, Mariano Rajoy ha prometido que Cataluña "no va a quedar al margen de esa etapa de progreso" que van a vivir los españoles".

El jefe del Ejecutivo ha cerrado su discurso apostando por la unidad de España y por construir "puentes" y "estrechar lazos" sobre los surcos que ha dejado la "división".

Y se ha mostrado convencido de que si el 27 de septiembre acuden a las urnas todos aquellos que quieren una Cataluña "tan catalana como española y europea" entonces "ganaremos todos".

"Si acuden quienes apuestan por la unidad y la diversidad ganaremos todos", ha insistido Rajoy, quien ha opinado que cuando se producen procesos de integración y las fronteras "desaparecen" no se puede "retroceder siglos atrás".

"NI ESPAÑA ES RAJOY NI CATALUÑA ES MAS"

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha criticado, por su parte, la gestión del presidente Rajoy ante el conflicto catalán, y también la del presidente de la Generalitat, Mas. "Ni España es Rajoy ni Cataluña es Mas", ha enfatizado. "Hay una derecha española que se cree que España es suya y no es cierto; y hay una derecha independentista que se cree que Cataluña es suya y tampoco es cierto", ha denunciado.

En opinión del líder socialista, Cataluña no es el problema de España ni Cataluña el de España y sí los son los "comandantes" de ambos territorios que se dedican a "confrontar" a los españoles con los catalanes.

En cualquier caso, ha asegurado que ni Mas ni Rajoy "conseguirán sus propósitos" porque los que abogan por la unidad que queremos vivir juntos actualizado el marco de convivencia.

Sobre el presidente catalán, el jefe de la oposición le ha acusado de "no rendir cuentas" de su desgobierno y de su "falta de ejemplaridad", tras las informaciones que apuntan a presuntas irregularidades en la financiación de CDC.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

OFRECIDO POR NISSAN