NOTICIAS

Primera reunión este lunes de la comisión interministerial para la crisis de los refugiados

06/09/2015 16:37 CEST | Actualizado 06/09/2015 21:56 CEST
EFE

Es el momento de ponerse a trabajar. Por voluntad propia o forzada por Europa, España tiene que aclarar de inmediato a cuántos refugiados va a acoger en su territorio, cómo los va a ayudar, dónde los va a repartir y con qué condiciones y estatus. Y todo ese macrodiseño, del que dependen personas que llevan a sus espaldas la guerra y la persecución y, en sus pies, cientos y miles de kilómetros, se empieza a dibujar desde este mismo lunes.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, preside este lunes la primera reunión de la comisión interministerial para gestionar la crisis de los refugiados, después de que el presidente, Mariano Rajoy, haya anunciado que España "no va a negar el derecho de asilo a nadie" y que "será solidaria".

A la reunión, asistirán los ministros del Interior, Jorge Fernández Díaz; de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso; y de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.

La comisión, que también está integrada por los departamentos de Exteriores, Justicia, Educación y Defensa, abordará un drama que el Gobierno ha dicho que hay que afrontar de forma coordinada y solidaria.

Precisamente, esta cita interministerial analizará la situación de los refugiados antes de la reunión de la Comisión Europea, que el próximo miércoles presentará una estrategia para el reparto de 120.000 refugiados entre los Estados miembros, así como una lista de "países seguros", una medida dirigida a agilizar la tramitación de las demandas de asilo. Esta cifra que ahora se bajara es tres veces mayor de la manejada hace un mes largo, tal ha sido la llegada de personas huyendo, sobre todo, de conflictos armados de Oriente Medio.

El Gobierno ha encargado a la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, que convoque en los próximos días una reunión sectorial para coordinar este asunto con las comunidades autónomas y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

ES OBLIGADO REVISAR LAS CIFRAS

España, que defiende una "política común e integral europea" en materia de inmigración y asilo, ya asumió en el mes de julio el acogimiento de más 2.700 personas, pero como reconoció la vicepresidenta el pasado viernes, tras los acontecimientos de las últimas semanas habría que hablar de "otro volumen".

Fuentes de Bruselas sostienen que la CE pedirá el alojamiento de 14.931 personas. Si en julio la proporción que vendía a España suponía el 10,72% del total, ahora se eleva la cifra hasta un 12,44% de esos 120.000 refugiados que se espera poder asentar.

2.700: los refugiados que España aceptó traer en julio


14.931: los que la CE pide ahora que atienda


12,44% del total: la proporción respecto al total que acogerá la UE

El presidente del Gobierno ha prometido que España "será solidaria" en la acogida de refugiados y ha reclamado una política global de inmigración y asilo para toda la Unión Europea (UE).

"Europa debe tener una política global de asilo y de inmigración" que sea "seria, sensata y razonable y con reglas de juego", señaló Rajoy en la escuela de verano de su formación política, clausurada el fin de semana en la localidad catalana de Lloret de Mar.

Este fin de semana, desde Luxembrugo y ablandando el tono reticente de semanas atrás, el ministro de Exteriores de España, José Manuel García Margallo, señaló que "lo que importa ahora a España es resolver un problema que apela a la conciencia de todos".

LA OFERTA DEL PSOE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha ofrecido al Gobierno, a las fuerza políticas y a los agentes sociales y empresariales un "acuerdo institucional social y político que de una respuesta conjunta a nivel nacional" a la crisis de los refugiados y que esté "liderada por el Gobierno de España".

El líder del PSOE ha garantizado que las comunidades y ayuntamientos gobernados por su partido están "dispuestos a aportar medios en el marco de sus competencias", pero ha insistido en la urgencia de concretar en un "plan de protección y acogida" las necesidades de acogida, sanitarias, de educación y acompañamiento" de los refugiados que vengan a España.

SE ORGANIZA LA SOLIDARIDAD EN LOS CONSISTORIOS

El drama de los refugiados ha provocado una ola de solidaridad desde diversas localidades españolas y distintos colectivos de ámbito político y social.

A la iniciativa de crear una red de ciudades-refugio en España, promovida la semana pasada por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se han ido sumando o han anunciado que lo están estudiando ciudades como Madrid, Valencia, Alicante, Zaragoza, A Coruña, Pamplona, Palma, Bilbao, Vitoria, San Sebastián, Murcia, Cartagena, Cádiz, Gijón, Toledo o Elche.

El presidente de la FEMP, Íñigo de la Serna, ha expresado estos días la "voluntad" de este organismo de coordinar a todos los ayuntamientos y se ha mostrado "absolutamente convencido" de que existe por parte de los más de 8.000 ayuntamientos españoles la "misma solidaridad" para apoyar a los refugiados que puedan llegar a España, "lo hayan expresado o no".

La Red Española de Inmigración ha pedido al Ejecutivo que tenga en cuenta a las ONG en las reuniones convocadas para atender la crisis de los refugiados, al mismo tiempo que ha mostrado su satisfacción "por el aparente cambio de rumbo" del Gobierno, que ha atribuido a "la presión ciudadana y a la postura adoptada por las ciudades y gobiernos autonómicos".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest