POLÍTICA

Morate ya está en Cuenca y este domingo pasará a disposición judicial

06/09/2015 10:20 CEST | Actualizado 06/09/2015 14:06 CEST
EFE

El presunto autor del crimen de Laura del Hoyo y Marina Okarynska, Sergio Morate Garcés, ya se encuentra en dependencias policiales en Cuenca después de ser trasladado esta madrugada por la Policía tras aterrizar en el aeropuerto de Torrejón de Ardoz.

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Cuenca ha decretado prisión provisional comunicada y sin fianza para el joven, al que se le imputa como presunto autor de dos delitos de asesinato. El imputado, que ha comparecido ante el juez pasadas las once de la mañana de este domingo, se ha acogido a su derecho a no declarar e ingresará de forma inmediata en el Centro Penitenciario Madrid VII, de Estremera.

Morate llegó sobre las 03.15 de la madrugada a los juzgados de Cuenca en uno de los cuatro turismos que se han desplazado hasta los juzgados, junto a tres furgones de la Policía Nacional, y acompañado por una treintena de agentes.

"ASESINO"

En torno a una decena de personas se ha acercado hasta las inmediaciones del juzgado, desde donde le han increpado y llamado "asesino", aunque el traslado del detenido ha sido muy rápido.

Morate aterrizó en el aeropuerto madrileño de Torrejón de Ardoz tras viajar desde Rumanía en un avión del Ministerio de Defensa que salió a las 20.00 horas del sábado de la ciudad rumana de Timisoara. Escoltado por dos agentes de la Policía, el detenido bajó del avión vestido con vaqueros, una camiseta de manga corta y una gorra oscura.

A primera hora de este domingo se prevé que pase a disposición judicial del juzgado número dos de instrucción de Cuenca, que es quien se hizo cargo de la investigación del doble crimen.

El principal sospechoso de la muerte de Laura y Marina ha sido entregado después de que este miércoles la Alta Corte de Casación y Justicia de Bucarest (Rumanía) aceptara de forma definitiva su traslado a España.

Morate fue detenido en la provincia rumana de Lugos el 13 de agosto tras ser emitida una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) decretada por el titular del Juzgado de Instancia e Instrucción número 2 de Cuenca.

Laura y Marina desaparecieron el pasado 5 de agosto después de que quedaran con Sergio Morate para recoger pertenencias de Marina tras la ruptura. Los cuerpos no se hallaron hasta varios días después; estaban junto a una poza en el nacimiento del río Huécar, a dos kilómetros del municipio conquense de Palomera, donde la familia de Morate tenía una casa.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest