TENDENCIAS

9 trucos para montarse una escapada 'low cost' a Oslo

09/09/2015 08:09 CEST | Actualizado 09/09/2015 08:09 CEST
GTRESONLINE

La capital noruega, por su elevado nivel de vida, es uno de los destinos más caros a la hora de viajar. No tanto por el coste del billete de avión que, gracias a compañías low cost como Ryanair o Wizz Air, se pueden encontrar por menos de 50 euros ida y vuelta; lo caro cuando se viaja a Oslo es la estancia y las actividades paralelas. Visitar un museo supone en torno a los 10 euros y comer un menú en una cadena de hamburguesas supera los 12 euros, por poner tan solo dos ejemplos sencillos. Así que imagínate lo que te puede costar el alquiler del apartamento...

La web de viajes Planeta LowCost, experta en escapadas de bajo presupuesto y consciente de este handicap, ha elaborado una guía para conocer Oslo en un fin de semana sin que esto suponga un fuerte desembolso económico. Sólo es necesario saber buscar los chollos y las actividades gratuitas de la ciudad.

Estos son algunos trucos que te ayudarán a ahorrar costes en tu viaje:

1. Lo ideal es que organices tu viaje para que disfrutes del domingo en la capital noruega, ya que allí ése es el día en el que se pueden visitar gratis muchos museos, como la Galería Nacional, que alberga obras como El Grito de Munch o cuadros de Van Gogh, Velázquez, Goya, Monet…

el grito de much

Foto: Bruno Cordioli (Flickr)

2. Si el viaje incluye un día de semana, de lunes a viernes, también se podrá realizar una visita guiada y gratuita, aunque sólo en inglés, al Parlamento Noruego. Bastará con presentarse en una de las puertas laterales y hacer cola. Es conveniente ir con tiempo, ya que las plazas diarias son limitadas.

3. El tour por la sede de la democracia noruega debería ir seguido de un paseo por el casco de la ciudad, una visita a la Catedral y una estancia por los jardines del Palacio Real. También se puede ver el cambio de guardia, que tiene lugar todos los días a las 13:30 horas.

4. Conocer la Biblioteca Nacional (bastará con ver el edificio desde el exterior) y pasar una tarde en el Puerto de Oslo, uno de los lugares más chic de la ciudad, son planes difíciles de rechazar.

puerto oslo

Foto: Butz.2013 (Flickr)

5. En el paseo marítimo hay puestos callejeros en los que merendar un waffle (especie de crep), que, además, no será excesivamente caro. También es recomendable comer cerca de la universidad, donde los precios están adaptados a los bolsillos de los estudiantes. Una hamburguesa cuesta entorno a los 4 o 5 euros.

6. Para terminar la jornada, qué mejor que ver la puesta de sol desde la Ópera. Subir es gratis y visitar sus instalaciones interiores también. Este edificio cuenta con un diseño espectacular y no deja a los turistas indiferentes.

7. El segundo día de la visita se puede aprovechar para sacar la Oslo Card (320 coronas, 34 euros). El precio compensa rápido: queda amortizado al visitar tres museos, pues también incluye el transporte de la ciudad. La otra alternativa es comprar una tarjeta de transportes 24 horas por 90 coronas noruegas (casi 10 euros). Por ejemplo, esta sería una buena opción si sólo se quiere acudir al The Fram Museum y al Museo del Pueblo Noruego, ambos muy interesantes, sobre todo si se va con niños ya que son interactivos y muy educativos. Están muy cerca el uno del otro y los buses son frecuentes.

8. Si el tiempo lo permite, se puede hacer un picnic en el Parque Vigeland y por la tarde disfrutar de un paseo en barco. Tanto con la Oslo Card como con la tarjeta de transporte podremos hacer la ruta circular del Barco 1 o el Barco 4 sin tener que pagar suplemento. Las rutas pasan por varias islas dejando y recogiendo pasajeros. Se tarda 50 minutos en realizar una vuelta completa.

vigeland park oslo

Foto: Max Froumentin (Flickr)

9. Por último, Planeta LowCost recomienda alojarse en apartamentos como el Oslo Hotel Apartments, a 20 minutos a pie de la estación central o a 5 minutos si se va en metro. La ventaja es que podremos comprar el desayuno en cualquier Rimi (supermercado que encontraremos por toda la ciudad) y también cenar allí, lo que hará que la estancia no suba demasiado de precio por las comidas.

Aquellos que viajen el próximo 11 de septiembre, podrán disfrutar de la Noche Cultural Noruega.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Ve a nuestra portada   Facebook   Twitter Instagram Pinterest

Booking.com