INTERNACIONAL
04/10/2015 14:20 CEST | Actualizado 04/10/2015 14:20 CEST

Los equipos de rescate descartan hallar supervivientes del alud en Guatemala

REUTERS

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres de Guatemala (Conred) ha descartado este domingo hallar más supervivientes del alud que el jueves sepultó el poblado de El Cambray, en el sur de Guatemala, y que ha dejado al menos 86 muertos y 300 desaparecidos.

"Desgraciadamente, así es", ha dicho el jefe del Sistema de Comando de Incidentes de la Conred, Sergio Cabañas, en declaraciones al diario guatemalteco Siglo 21 al término de la tercera jornada de búsqueda y rescate en El Cambray.

Cabañas ha explicado que el paso de los días hace muy difícil encontrar personas con vida entre los escombros ya que el oxígeno se va reduciendo y las aguas del río Pinula han comenzado a inundar algunas de las zonas afectadas.

No obstante, ha aclarado que, si bien "las esperanzas de que salga alguna persona con vida son mínimas", los equipos seguirán peinando la zona. Actualmente hay unos 1.600 efectivos desplegados en El Cambray para tareas de rescate y limpieza.

El ministro de Defensa, William Mansilla, ha anunciado un cambio en los protocolos para que solo puedan entrar en la zona fuerzas de seguridad y protección civil, impidiendo el acceso a los voluntarios. "Necesitamos orden y control", ha argumentado.

La Conrad ha alertado de que la situación podría empeorar debido a la inestabilidad del terreno. "La corona del cerro todavía no ha caído por completo y hay unas 50 familias viviendo allí", algunas de las cuales se niegan a abandonar la zona, ha dicho Cabañas.

"Se hace un llamamiento a la población que no realiza ninguna acción en el sector a no permanecer en el área, ya que se considera de alto riesgo", ha pedido la Conrad a través de su cuenta oficial en la red social Twitter.

EL ALUD

La Conrad ha fijado el balance de víctimas al cierre de la última jornada en 86 muertos y casi 300 desaparecidos, además de un centenar de damnificados, y ha pedido la colaboración de los residentes locales para ajustar las cifras.

El desprendimiento se produjo a última hora del jueves por la crecida del río Pinula, causada a su vez por las intensas precipitaciones de esta semana. La zona ya había sido declarada de alto riesgo por Conred debido al desgaste del terreno en estos años.

Según la Conred, los residentes en El Cambray I y II fueron avisados en 2008 de que podría producirse una catástrofe natural de estas características, pero que seguían viviendo ahí porque "se hace prácticamente imposible trasladar a más de 35.000 personas a otro sitio".

La tierra se traga un pueblo en Guatemala

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

ESPACIO ECO