INTERNACIONAL
28/10/2015 18:04 CET | Actualizado 28/10/2015 18:04 CET

La Eurocámara acuerda simplificar la autorización de nuevos alimentos como insectos, hongos y algas

Istock

El pleno del Parlamento Europeo (PE) ha respaldado este miércoles la autorización centralizada a escala europea de "nuevos alimentos" como insectos, hongos o productos elaborados con nuevas técnicas para agilizar su proceso de entrada en el mercado. De lo que se trata es de actualizar el marco legar -no se revisaba desde el año 1997- que determina qué alimento será comercializable a partir de una sustancia que hasta ahora no se consumía, porque no formaba parte de los hábitos alimentarios o porque no se habían creado todavía.

(Sigue leyendo después de las imágenes...)

captura

Así, con 359 votos a favor, 202 en contra y 127 abstenciones, el pleno de la Eurocámara ha acordado este miércoles simplificar los procedimientos de autorización de los nuevos alimentos, entre los que figuran insectos y nanomateriales, pero también hongos, algas y nuevos colorantes. Según este texto, que pasará ahora al Consejo de la UE y que está previsto que entre en vigor el próximo año, los nuevos alimentos quedarán sometidos a evaluaciones de seguridad y a un procedimiento europeo armonizado de autorización. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria deberá realizar una evaluación en cada caso en el que un alimento pueda afectar a la salud humana.

ALBÓNDIGAS DE GRILLOS

Un ejemplo de esta nueva etapa que se abre en el ámbito de la alimentación es la primera hamburguesa creada con células de vaca. Mark Post, profesor de la Universidad de Maastrich, ha explicado ante las cámaras del Parlamento Europeo cómo se lleva a cabo el proceso: "Estamos produciendo carne, sólo que no proviene de una vaca. La manipulación de células madre es muy útil para crear carne de ternera. Extraemos algunas células de una vaca y estás se subdividen y, si creamos puntos de anclaje, los futuros tendones forman un músculo. Con unas pocas células de esa vaca basta para producir una tonelada de carne".

El objetivo es, por tanto, el de fomentar la innovación en el sector agroalimentario. Algo parecido sucede con los insectos. ¿Te imaginas comiendo albóndigas de grillo? Pues ahora se podrá, en virtud de la nueva normativa Nikolas Vianee, investigador, asegura que tienen múltiples beneficios. Por ejemplo, en comparación con las vacas, para conseguir "el mismo número de proteínas, consume 25 veces menos alimentos y 300 veces menos agua. Es más, producen 60 veces menos gases de efectos invernadero".

Las comidas de países lejanos también entran en este marco de "nuevos alimentos". Eso sí, tendrán que cumplir una serie de requisitos: tener más de 25 años y demostrar que no son un peligro para la salud de los consumidores.

Por último, la normativa propuesta incluiría alimentos derivados de animales clonados hasta que se adopte legislación específica en la materia, y una nueva definición de nanomateriales, así como restricciones a la experimentación con animales.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

NOTICIA PATROCINADA